Celebran en Cuba día contra la homofobia con llamado a la equidad

Celebran en Cuba día contra la homofobia con llamado a la equidad

Cuba celebra hoy el Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia con un llamado a promover el respeto a la libre orientación sexual e identidad de género, como ejercicio de justicia y equidad.

Con el lema 'Por escuelas sin homofobia, ni transfobia', desde el 4 de mayo comenzaron las actividades relacionadas con la efeméride y las mismas se extenderán hasta mañana en el contexto del 30 aniversario del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex).

De acuerdo con la máxima responsable de esa entidad, Mariela Castro, la institución realiza un intenso trabajo por los derechos de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales y cuenta con el apoyo del gobierno cubano.

'Todo este tiempo hemos estado sacando aprendizaje de lo hecho. Tenemos nuevas propuestas que no consisten en elaborar leyes nuevas, sino, trabajar en modificaciones de leyes que ya existen en nuestra Constitución para que sean más expeditas', puntualizó Castro.

El programa contempló espacios para las actividades comunitarias, el intercambio académico y cultural, acciones propicias para el intercambio de experiencias entre activistas y profesionales.

La jornada cubana contra homofobia y transfobia estuvo dedicada al tema del acoso por motivos de orientación sexual e identificación de género en los centros de enseñanza.

De acuerdo con especialistas del Cenesex, la violencia de este tipo en las escuelas afecta a todas las personas que están inmersas en esa situación: víctimas, victimarios y testigos.

Estos aseguran que las manifestaciones discriminatorias tienen un impacto significativo sobre la salud física, mental y el bienestar de la comunidad educativa y crean un clima de inseguridad, miedo y descontento en el círculo escolar.

Asimismo, disminuye la confianza en el personal educativo y en la institución, aumenta el riesgo de conductas autolesivas y obstaculiza la construcción de relaciones enriquecedoras y libres de prejuicios', opinaron los expertos.

El Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia se celebra el 17 de mayo para conmemorar la eliminación de la homosexualidad en 1990 de la lista de enfermedades mentales por parte de la Organización Mundial de la Salud.

2
comentarios
  • CORTÉS

Con sus vidas adultas hagan lo que quieran, pero con nuestros hijos no se metan, como ustedes no pueden tenerlos no tienen idea de lo que es capaz de hacer un padre cuando ven que le quieren inculcar a su hijo ideas que su padre consideran nocivas, mis hijos son míos y los amo tanto que soy yo quien decide lo que en materia de sexualidad aprenden les guste o no a mariela y sus demás compañeros

  • CORTÉS

existe la homofobia real y la homofobia ideológica. Debe combatirse la homofobia real, que se manifiesta como miedo irracional, violencia física, verbal o psicológica, o privar a las personas del acceso a los derechos fundamentales dentro de cauces democráticos. Todos estamos de acuerdo en que la homofobia no está bien. Nadie debe ser atacado, menospreciado, insultado por su forma de ser, de vestir o de pensar.

Pero se usa la palabra homofobia para imponer una visión ideologizada de la sexualidad humana; esa visión se llama ideología de género, que en vez de buscar que se atiendan las necesidades y derechos fundamentales de una minoría, busca confundir a la mayoría en los principios básicos de la sexualidad, el matrimonio y la educación.

Como adultos podemos distinguir unas cosas de otras, pero ¿los niños? ¿Queremos que crezcan con una visión confusa? No es correcto ser violento contra alguien por la forma en que habla, se ve o se siente. Pero tampoco es correcto ignorar la realidad. Y mucho menos que se nos trate de imponer a todos los que somos mayoría esa visión de una minoría. Tampoco es correcto, dentro de un país democrático, llamar "discurso de odio" o "discriminación" lo que no está de acuerdo con esa ideología; ni debería suceder que a un padre de familia se le vaya a juzgar o incluso meter a la cárcel por enseñar a sus hijos sus propias convicciones y valores. Queremos que haya respeto y tolerancia para todos, no solo para unos cuantos. Eso es lo justo.