Lo que no cambia de la actual constitución en el nuevo proyecto

Lo que no cambia de la actual constitución en el nuevo proyecto

Un estudio de nuestra historia y tradición constitucional, los procesos constitucionalistas de Latinoamérica, las experiencias de las naciones que construyen el socialismo y otras constituciones sirvieron de base para elaborar el Proyecto de Constitución que hoy se lleva a consulta popular.



Fue decisivo en el proceso de elaboración del proyecto de nueva Carta Magna una revisión exhaustiva de la constitución vigente en Cuba, que data de 1976. De ella se mantienen 11 artículos.

Aspecto vital en el nuevo proyecto es que reafirma el carácter socialista de nuestro sistema político, económico y social, así como el papel rector del Partido Comunista de Cuba. También queda invariable que tienen derecho al voto los cubanos mayores de DIECISEIS años de edad, con las excepciones previstas en la ley.

Permanencia de artículos

El Proyecto de Constitución, que se debate en centros de trabajo y en los barrios, mantiene de la Ley de Leyes vigente que el socialismo y el sistema político y social revolucionario son irrevocables.

En cuanto al sistema económico refrendado en la Carta Magna de 1976, se mantiene como principios esenciales la propiedad socialista de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción y la planificación como componente principal de dirección.

También ratifica el acceso y la gratuidad en cuanto a la atención, protección y recuperación de los servicios de salud, y educación, desde la enseñanza preescolar hasta la universitaria de pregrado, remitiendo a la ley el modo en que estos derechos pueden desarrollarse.

Asimismo, se mantienen los derechos relativos a la libertad de profesar o no creencias religiosas.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.