Fotos de la autora
Domingo, 04 Julio 2021 09:31

Evacuan a villaclareños vulnerables ante la proximidad de Elsa

Gleidys Sorí Velázquez

Unos 54 330 villaclareños se evacuan por presentar condiciones de vulnerabilidad, ya sea por residir en comunidades aguas abajo de las presas, márgenes de ríos, zonas costeras, así como poblaciones y viviendas vulnerables.

Uno de los municipios que mayor peligro corre es precisamente la capital de la provincia, Santa Clara, y por eso bien temprano en la mañana y cumpliendo estrictamente las medidas sanitarias, un equipo de prensa acompaña a representantes del Gobierno y el Comité Municipal del Partido para constatar las acciones que se realizan en pos de preservar las vidas humanas y los recursos económicos y del Estado.

El periplo comenzó en la Escuela Especial Fructuoso Rodríguez, devenido hospital de campaña para acoger a pacientes de la COVID-19 en edades infantiles y ancianos. Estuvimos asimismo por el Policlínico Santa Clara, donde evaluamos también los preparativos para mantener la vitalidad de los servicios médicos. La doctora Beatriz Rodríguez Plasencia, Subdirectora de Asistencia Médica, nos habla sobre las medidas preventivas.

«Se refuerza la guardia médica, el traslado de médicos y pacientes (sobre todo ubicados en áreas periféricas o rurales), se está ampliando el servicio de consulta de IRA y habilitando espacios donde esos sospechosos que resulten positivos puedan esperar aislados para ser inmediatamente trasladados. Además, se reforzaron las condiciones infraestructurales de la institución médica».

También visitamos la sede del Consejo de Defensa Vigía-Sandino, donde comprobamos acciones dirigidas a preservar poblaciones de riesgo en esa comunidad durante el paso de Elsa. Orlando Méndez Acosta, Presidente de la Zona de Defensa Vigía-Sandino, explica que hasta ahora se contabilizan 197 casas solidarias y 138 familias que están siendo protegidas en centros de evacuación. En esa zona existen cuatro áreas de riesgo, concentradas en el conocido como puente Capablanca, el puente Misionero, y dos cañadas, motivo por el cual el trabajo preventivo se acentúa en las últimas horas.

Finalmente, desde la Facultad de Tecnología y Enfermería de la UCM, que ahora es un hospital para pacientes de COVID-19, la decana Mayra Pérez de Corcho Martínez habla de la consagración de estudiantes y profesores. Ella misma es un ejemplo, pues desde que se instauró el hospital, el 18 de junio, llega casi de madrugada y regresa tarde en la noche a su casa. En este hospital, los estudiantes y profesores están supliendo funciones asistenciales, así como servicios de mensajería para ayudar a las familias que desean mantener la comunicación por sus familiares ingresados.

Diamela López Valdés, Jefa del Grupo de Trabajo Político-Ideológico del Consejo de Defensa Municipal, resume que la palabra de orden es la disciplina, en estos momentos tan complejos caracterizados por la complejidad epidemiológica; solo con la disciplina y la actuación temprana podremos vencer este nuevo desafío.

Otros sitios

Especiales