Falleció Pedro José Rodríguez, Cheíto, el Señor Jonrón de la pelota cubana

Falleció Pedro José Rodríguez,Cheíto, el Señor Jonrón de la pelota cubana
Tomada de internet

Día triste para el deporte cubano. Falleció Pedro José, Cheíto Rodríguez, el Señor Jonrón de la pelota cubana. El mejor entre los mejores jonroneros. Fue un gusto verlo jugar con Las Villas y con el Cuba. 

Su manera de pararse en home con las piernas abiertas y ese golfeo para mandar la bola más allá de las cercas eran únicos. Todavía recuerdo el jonrón que le dio a Oscar Romero en el Sandino para lograr el pase a la discusión del primer lugar. Siempre fue el cuarto bate en cuanto equipo hizo. Descanse en paz.
Cheo tenía 65 años y padecía de problemas renales, según informó el periódico 5 de Septiembre de la Perla del Sur./Narciso Fernández Ramírez

Lázaro Marín en facebook: Se nos mueren los ídolos, uno tras otro, lamentablemente. Acabo de enterarme de la muerte de Pedro José Rguez, Cheíto, quizás el jonronero más puro que haya pasado por las series nacionales de béisbol. El mejor entre los mejores jonroneros, a mi modo de ver. Fue un gusto verlo jugar con Las Villas y con el Cuba. Lo conocí y era una bella persona, humilde y educada. Los amantes de la pelota nunca lo olvidaremos. QEPD, Cheíto Rguez.

UN GRAN PELOTERO

Las principales autoridades del deporte cubano expresaron hoy su pesar por el fallecimiento de Pedro José Rodríguez, considerado uno de los más grandes jonroneros del béisbol en la Isla.

«Duele la noticia», tuiteó el presidente del Inder, Osvaldo Vento Montiller, minutos después de ser informado desde Cienfuegos, ciudad natal de quien fuera cariñosamente conocido como “Cheíto”.

«Nos deja físicamente el "Señor Jonrón", figura emblemática del #Beisbol y el #DeporteCubano en general», añadió el directivo, que envió un mensaje de condolencia a familiares y amigos,

A través de esa red social se pronunció igualmente el titular del Comité Olímpico Cubano, Roberto León Richards, quien recordó que «su compromiso con #Cuba acrecentó el cariño que generó desde su altura como jonronero temible y atleta entregado a la causa de su equipo».

El comisionado nacional Ernesto Reinoso destacó la destacada presencia de “Cheíto” en el programa de atención a talentos y adelantó que este domingo se le dedicará un minuto de silencio previo al duelo Matanzas-Cienfuegos, de los cuartos de finales de la temporada local.

Muchos aficionados han añadido mensajes sobre la trayectoria de quien había nacido el 26 de noviembre de 1955 y murió a causa de una insuficiencia renal.

Pilar de numerosos equipos Cuba, alzó cetros mundiales, panamericanos, centroamericanos y del Caribe y en copas intercontinentales.

Su cadáver va a ser velado en la propia urbe cienfueguera y el sepelio será mañana allí a las 7:30 a. m.

(Tomado de Jit)

CRÓNICA DE JOSE ANTONIO FULGUEIRAS: El Poeta de los jonrones
(Esta Crónica la escribí en 1992, la publiqué en el periódico Vanguardia y aparece en mi libro: Con el santo claro. Con ella quiero rendirle homenaje a mi amigo Cheito Rodríguez)
El Poeta de los jonrones/ José Antonio Fulgueiras
Este domingo los cienfuegueros despedirán del béisbol activo a Pedro José Rodríguez, el poeta de los jonrones.
No intento escribir de sus 286 jonrones ni de sus más de 960 carreras impulsadas, pues de eso se encargarán los especialistas de las cifras, los récords y las curiosidades.
Voy a tratar de evocar en un breve espacio, a quien actualmente es mi amigo, una amistad que me costó tanto esfuerzo ganar como si me hubiera propuesto dispararle un inatrapable a Braudilio Vinent.
Comencé en el año 78 a escribir una sección “Desde la Cueva” de Las Villas cuando ya Cheito era El señor Jonrón. El Sandino fue su cuna y los aficionados que lo habían seguido desde pequeño, iban muchas veces solamente a estadio para verlo batear. Con Olivera, Muñoz, Alberto, Jova, Gurriel (a Víctor lo conocía desde Sagua) fui por orden sosteniendo conversaciones amistosas, y por último con Cheito Rodríguez.
Cuando uno de esos extraclases, conectaban un batazo decisivo, al arribar al banco yo los entrevistaba para mi sección. Entonces en la intimidad diaria, me detallaban lo ocurrido. De Cheito lo que más pude lograr fue que me dijera: Lisa o Gancho, definiendo si era recta o curva el lanzamiento sobre el que había conectado el jonrón.
Dos años llevaba sancionado cuando me lo encontré en Cienfuegos, como rival en un torneo de sóftbol a la piña. Allí permaneció como hasta las dos de la tarde como si estuviera discutiendo la Copa del Mundo. Le dije en un aparte: “Cheo, por qué tú no haces gestiones, si el compañero que cometió la indisciplina junto contigo, a los seis meses ya estaba jugando.”
Entonces me respondió como siempre, encogió los hombros y bajo la cabeza, pero esta vez fue algo más explícito: “No puedo ni ver la pelota por la televisión, pues me cae una nostalgia tremenda. ¡Si me dejaran llegar a los 300 jonrones!
En la confección del equipo Las Villas para la XIV Serie Selectiva me batí a capa y espada con el comisionado Manuel Morales para que lo devolvieran al juego activo. Tras una acaloradísima discusión, y ya a la salida, Morales me dijo: “Es lógico que usted defienda a uno de sus atletas, pero me parece que se excedió”. Entonces le contesté. “Yo no soy del sectorial deportivo, ni Cienfueguero, soy tan solo un periodista, que vino aquí a trasmitir el reclamo de miles de aficionados que quieren ver de nuevo a Cheito Rodríguez.
Regresó al otro año, pero con muchas libras más de peso y ya no pudo ser el mismo, pues las lesiones comenzaron a jugarle una mala pasada.
Este Domingo en Cienfuegos, van a despedir al poeta de los jonrones, porque jonroneros hay y habrá muchos en este país, pero capaces de ponerle métrica a un batazo y sacarle imágenes y metáforas, solamente existirá uno: Cheito Rodríguez.
(Marzo 1992)

Se han publicado 5 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • Carlos Anibal

    BN. A todos nos afecta la noticia. Admirado por sus jonrones de modestia y patriotismo. Fue un hombre de beisbol. Nuestro eterno recuerdo y agradecimiento por todo lo que hizo

  • Arnaldo Rodríguez León

    Ah, porque ahora son 276 Hr y no 286. Me hacen el favor de ponerle a Cheíto sus 286 Hr y trabajen bien que yo estoy sentado en mi casa y de memoria lo recordé, perdonen la osadía pero es una falta de respeto. Dr. Arnaldo Rodríguez León, Cardiólogo, Hospital Universitario Dr. Celestino Hernández, Santa Clara, Villa Clara, Cuba.

  • aramis

    Exoreso mis sinceras condolencias a sus familiares...Cheito fue el jonronero ideal,siempre 4to bate e impulsador sobresaliente en Cuba y en eventos internacionales,su impronta ha de servir de ejemplo a las nuevas generaciones de peloteros cubanos.Que en paz descance el señor jonrón como lo apodara el gran Boby Salamanca.

  • Neivis

    Mis condolencias. Seguirá siendo grandes entre los grandes.

  • Juan Pablo

    No he podido evitar que se humedezcan los ojos con la noticia. Cheito fue siempre mi ídolo, y fue quien me llevó a la pasión por el beisbol. Era adolescente y me jamaba los doble juegos por ir a ver Las Villas y a Cheito. Las sanciones desproporcionadas a parte de ser injustas destruyen vidas. Me quito el sombrero ante el señor jonrón. Gloria para el