A pocas horas del paso del huracán Michael por el noroeste del Cabo de San Antonio, ocho brigadas de linieros integradas por 51 hombres —acompañadas de la técnica y el aseguramiento logístico— partieron en caravana hacia Pinar del Río para ofrecer su ayuda solidaria a los lugareños de esa provincia, y devolver la electricidad en el menor tiempo posible.