Los cubanos nos dimos una nueva Constitución y, en consecuencia, una ruta prometedora en el difícil camino del socialismo del siglo XXI, pero tal como advirtieron muchos en las vísperas del mayoritario Sí, hacerla prevalecer requerirá de la convergencia de tres voluntades: la política, la institucional y la ciudadana.

El proyecto de Ley de Símbolos Nacionales delinea un uso más flexible de estos en pos de lograr, dentro de un estado de orden y respeto a la legislación, mayor presencia de ellos en la sociedad

El 86, 85 % de los electores que depositaron su boleta en las urnas el domingo 24 de febrero –día de aliento mambí– dijo Sí a la nueva Constitución y, con ello, 6 816 169 cubanos patentizaron su apoyo a un proyecto de país que apuesta por el socialismo, el respeto a los derechos, y la inclusión; o, lo que resume todo ello, a la dignidad plena de su gente.

Los resultados del Referendo Constitucional del 24 de febrero, los pasos para la Proclamación de la nueva Constitución y lo que vendrá en materia legislativa en los próximos meses y años fue el tema principal de la emisión de Cubadebate en Mesa Redonda, que contó con la participación especial del Secretario del Consejo de Estado, Homero Acosta Álvarez.

El Sí que mayoritariamente ha recibido la nueva Constitución se suma a las ya incontables demostraciones de firmeza revolucionaria y fidelidad patriótica del pueblo cubano.

La felicitación por el apoyo de la familia campesina al Sí en el Referendo para aprobar la nueva Constitución, y la solidaridad con el hermano pueblo de Venezuela que enfrenta con valentía el acoso del imperio yanqui, fueron expresados en el noveno pleno de la Anap en Villa Clara, calificado de excelente por Carlos Amaury Figueredo Yumar, integrante del buró provincial del Partido.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba rechaza enérgicamente la irrespetuosa declaración del Departamento de Estado de los Estados Unidos, adjudicada el Secretario de Estado Michael Pompeo, en la cual se pretende cuestionar el referéndum constitucional libre y soberanamente celebrado por los cubanos el pasado 24 de febrero.

Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores.