Durante este periodo, según los datos publicados hasta el 2 de noviembre en el programa televisivo Hacemos Cuba, más de siete millones de cubanos habían participado en ese empeño colectivo de construir, entre todos y con total libertad, una Carta Magna que delinea un estado de equidad y justicia social más íntegro, más contemporáneo, más revolucionario.

La Constitución que se perfila recoge los anhelos de perfeccionar la sociedad con respeto a los principios y tradiciones de lucha.

Las dinámicas sociales han transformado las concepciones que desde el Derecho se tiene de la familia, a partir de un enfoque de pluralismo que ensancha su concepto tradicional, y ello encuentra reflejo en el Proyecto de Constitución.

Las ventajas que ofrece la informatización para agilizar el procesamiento de las propuestas emanadas de la consulta del Proyecto de Constitución también fueron abordadas durante la última entrega del programa televisivo Hacemos Cuba.