Nuncio de la lealtad

Nuncio de la lealtad
Fidel Castro y Eusebio Leal. Foto: Cortesía de Eusebio Leal

Que tan solo fue a Santiago a conversar con Fidel.

¡Qué viernes más afligido!
Fue muy triste el despertar
¿Con quién ahora voy a Andar
La Habana si tú te has ido?
¿Quién con su verbo florido
Podrá narrar tanta gloria?
¿Quién otro tendrá memoria
Que abarque todo el caudal?
Porque en el genio de Leal
Se archivó toda la historia

Medita mi subconsciente
Cuando se logre, lo enhebro
El trasplante de cerebro
Eusebio vendrá a la mente
Cuanta sapiencia en su frente
Ancha de matiz martiana
Crecerá más el mañana
Su pensamiento fecundo
El fue historiador del mundo
Y no solo de la Habana

Que hombre más noble y humano
De auténtico compromiso
El Comandante lo quiso
Como se quiere a un hermano
Al estrechar Raúl su mano
Se siente afecto, amistad
El llevó nuestra verdad
A reyes y mandatarios
Del grupo de extraordinarios
Fue un nuncio de la lealtad
   
Me queda el consuelo ahora
Al marcharse esta jornada
Que su vida está archivada
En una computadora
Que hay un pueblo que lo adora
Por su talento y por fiel
Pensaré entonces que él
No nos causará un estrago
Que tan solo fue a Santiago
A conversar con Fidel.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.