Que La Habana incremente la percepción de riesgo; no los casos de la COVID-19 (+Audio)

El presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez consideró que en las zonas más complicadas de la capital debe aplicarse, incluso, la cuarentena total, como si estuviéramos en la peor etapa de la epidemia y así cortar la transmisión de la enfermedad. Foto: Estudios Revolución

El Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez indicó a las máximas autoridades del Consejo de Defensa de La Habana reforzar las medidas de control de la COVID-19 en seis municipios de la capital, donde en los últimos días se han incrementado los casos confirmados de la enfermedad.

El Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez indicó a las máximas autoridades del Consejo de Defensa de La Habana reforzar las medidas de control de la COVID-19 en seis municipios de la capital (Cerro, Centro Habana, Cotorro, Arroyo Naranjo, Diez de Octubre y San Miguel del Padrón); donde en los últimos días se han incrementado los casos confirmados de la enfermedad.

Durante la reunión del Grupo temporal de trabajo para la prevención y control del nuevo coronavirus, realizada este lunes en el Palacio de la Revolución -conducida por el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, y donde también participa el vicepresidente de la República, Salvador Valdés Mesa- el mandatario consideró que a partir de la mayor movilidad que tiene la capital, luego del tránsito a la primera fase de la etapa de recuperación; en aquellas zonas más complejas con la aparición de nuevos casos, debe aplicarse, incluso, las medidas de cuarentena, para cortar la transmisión en los Consejos Populares que presentan una situación más complicada.

Al hacer una valoración de este asunto, el Viceprimer Ministro Roberto Morales Ojeda comentó que en la Habana, en los últimos días, la tendencia ha sido al incremento de los casos positivos; aunque aclaró que “esto no tiene una relación directa con haber iniciado la etapa recuperativa en su primera fase”.

Morales Ojeda subrayó la importancia de seguir insistiendo en la percepción de riesgo de los habitantes de la capital con relación a la COVID-19.

Que La Habana incremente la percepción de riesgo; no los casos de la COVID-19“Realmente se aprecia que no en todos los lugares la población actúa con la debida disciplina y el rigor que corresponde a esta fase de recuperación”, señaló.

El Viceprimer Ministro Roberto Morales Ojeda informó además que se adoptó la decisión de ampliar las capacidades de vigilancia de laboratorio, pudiendo llegar al estudio de más de dos mil muestras diarias en la capital del país, para alcanzar a toda la población de riesgo y vulnerabilidad ante la enfermedad, principalmente en los seis municipios más complejos.

Morales Ojeda reiteró la importancia de mantener y reforzar la vigilancia clínica en los Consejos Populares, las pesquisas en los centros laborales, el control riguroso en los centros de aislamiento y las inspecciones estatales a las instituciones, para lograr que se cumpla lo que está establecido.

De igual manera, subrayó que la utilización de todos los productos biotecnológicos cubanos que hoy tenemos en el país a disposición del sistema de salud pública, debemos orientarla hacia los grupos vulnerables y las poblaciones de mayor riesgo, fundamentalmente en estos seis municipios de la capital; sin dejar de atender -acotó- el resto de los lugares.

El Viceprimer ministro afirmó que “de la inmediatez, la energía y la integralidad con la que se trabaje, dependerá el éxito de lo que se está haciendo”.

“En la capital estamos en fase uno y ahora las personas tienden a bajar la percepción de riesgo y empiezan a pensar que las cosas siguen siendo como antes; y esta es una nueva normalidad dentro de esta fase”, precisó Morales Ojeda. 

Durante el encuentro de trabajo, al informar acerca de la situación en La Habana, las autoridades del Consejo de Defensa explicaron que teniendo en cuenta la aparición de nuevos casos confirmados en el municipio Cerro durante la última jornada -donde de 8 contagiados reportados en la ciudad, cinco pertenecían a ese territorio- se adoptan las medidas de reforzamiento para evitar una transmisión de la COVID-19.

Con anterioridad, el Ministro de Salud Pública José Angel Portal Miranda apuntaba que durante la jornada había crecido discretamente la tasa de incidencia de casos positivos por cada cien mil habitantes en la capital del país.

Que La Habana incremente la percepción de riesgo; no los casos de la COVID-19

A pesar de esta situación específica generada en los últimos días, la vicegobernadora Yanet Hernández aseguró que la provincia continúa cumpliendo los indicadores epidemiológicos establecidos para la fase 1 de la etapa de recuperación.

También a través de videoconferencia rindieron cuenta las provincias de Pinar del Río y Artemisa, acerca del comportamiento de la segunda fase. En ambos territorios se reactivaron importantes servicios para la población en los más variados ámbitos, como la gastronomía, el comercio y el transporte.

Cuba sigue recuperándose y ganando su batalla frente a la COVID-19; pero en esta etapa resulta vital que no se pierda la percepción de riesgo, y que el exceso de confianza no genere un retroceso en los incuestionables resultados alcanzados por el país.

La Habana tiene ante sí un enorme desafío; pero con responsabilidad ciudadana, la capital podrá vencerlo.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.