El sector agrícola estadounidense sigue apostando por Cuba

El sector agrícola estadounidense sigue apostando por Cuba
Esta Conferencia da la posibilidad de mirar, desde una arista más crítica, las relaciones comerciales entre Cuba y Estados Unidos en materia agrícola. Foto: Jose M. Correa

Los avances tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos han retrocedido drásticamente,no obstante aún existen sectores norteamericanos, como el agrícola, interesados en establecer y estrechar vínculos comerciales.

Aunque asistimos a una etapa de particular recrudecimiento del bloqueo y los avances tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos han retrocedido drásticamente, aún existen sectores norteamericanos, como el agrícola, interesados en establecer y estrechar vínculos comerciales.

La celebración en La Habana de la primera Conferencia Empresarial Agrícola Cuba-Estados Unidos, que inició este jueves y se extenderá hasta el 10 de noviembre, confirma la voluntad de un grupo importante de estadounidenses de trabajar junto a la Isla para sortear las limitaciones del bloqueo, las mismas que contradicen incluso los intereses del sector agroalimentario norteamericano.

En la jornada inaugural, el congresista republicano por Arkansas, Rick Crawford, aseguró que desde la perspectiva de Estados Unidos y de los productores norteamericanos, estamos mucho más cerca los unos de los otros que lo que hemos estado en los últimos años.

Justamente, la propuesta legislativa que defiende Crawford aboga por el acceso de Cuba a créditos, así como por ampliar los vínculos comerciales, en particular en el ámbito agrícola.

No obstante, el bloqueo, al decir del viceministro de la Agricultura, José Rodríguez de Armas, sigue siendo el principal obstáculo para el desarrollo de los nexos entre ambas partes, pues impide el acceso a financiamiento externo, así como la participación de empresarios norteamericanos en la inversión extranjera.

Acercar cada vez más a productores cubanos y norteamericanos

En la sesión vespertina, el congresista republicano por Arkansas, Rick Crawford, en compañía de otros participantes, ofreció una conferencia de prensa donde aseguró que luego de las elecciones de medio término, con el cambio de liderazgo, debe haber una mejoría en las relaciones con Cuba, sobre todo en el sector agrícola.

A pesar de las distancias políticas que nos separan y de la retórica ácida del presidente Donald Trump contra la Isla, reconoció que «es un hombre de negocios, por lo que debe ser posible obtener avances en el orden comercial. Asimismo, destacó la postura receptiva de las autoridades cubanas respecto a los temas abordados.

El granjero de Kansas, Doug Keesling, llamó la atención sobre el impacto evidente del bloqueo en la población cubana, por lo que urge llegar a un consenso que nos permita convertirnos en socios comerciales.

Destacó el interés estadounidense por la agricultura orgánica cubana, la cual tendría un mercado seguro en su país. En ese sentido, mencionó los vegetales, las frutas, sin soslayar otros productos reconocidos como el ron, el tabaco, el café y la miel.

Y más allá del sector agrícola, también comentó sobre las posibilidades que se abren en el campo biotecnológico y farmacéutico.

Entretanto, David Frederickson, comisionado de agricultura por el Estado de Minnesota, subrayó varias ramas importantes en las que se podría trabajar: las fibras, los combustibles, el pienso y los alimentos en general, así como en las exportaciones de productos cubanos. La relación tiene que ser en los dos sentidos, concluyó.