Evidencias de una política injusta y criminal

Con varios dibujos también los pioneros denunciaron el bloqueo. Autor: Marcelino Vázquez Hernández/ACN

Sesionó 15to. Foro de organizaciones de la sociedad civil cubana contra el bloqueo

Las intervenciones escuchadas en el teatro del Instituto Superior Internacional de Relaciones Internacionales Raúl Roa García, de esta capital, confirman la injusticia de una política.

Un adolescente de la escuela especial Solidaridad con Panamá explicó que en su centro faltan sillas de ruedas, muletas, andadores, medios de enseñanza, dispositivos para el acceso a la informática y transporte especializado por el injusto bloqueo económico, comercial y financiero, el cual, sin embargo, no ha podido apagar la sonrisa de estos niños.

Oscar Luis Hung Pentón, presidente de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba, aseguró que de abril de 2017 a marzo 2018, el bloqueo ha causado pérdidas a Cuba en el orden de los cuatro mil 321 millones 200 mil dólares. Por su parte, el reverendo Antonio Santana, presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, señaló que el bloqueo obtaculiza la llegada al país de material bíblico para más de 60 denominaciones.

Otros hablaron de limitaciones para adquirir medicamentos, reactivos, instrumental, piezas de repuesto para equipos médicos e insumos necesarios para el sector de la salud; de frenos a intercambios académicos y científicos; de la imposibilidad de colocar nuestros productos en el mercado estadounidense, como ha sucedido, por ejemplo, con el ron Havana Club; y de obtener las máquinas mecánicas Perkins, de escritura en Braille.

Esos y otros daños del criminal cerco, que constituye una violación masiva, flagrante y sistemática de los derechos humanos del pueblo cubano y califica como acto de genocidio, se escucharon en el 15to. Foro de organizaciones de la sociedad civil cubana contra el bloqueo, en el cual Carlos Fernández de Cossío, director de la Dirección general de Estados Unidos en la Cancillería cubana, aseguró que esa política constituye el mayor obstáculo para avanzar entre Cuba y Estados Unidos.

El bloqueo persiste en su totalidad y está en completa aplicación. En la práctica se ha convertido en el instrumento más persistente y de mayor alcance de la agresión contra nuestro país, y también es el principal escollo para el desarrollo de las relaciones económicas, comerciales y financieras de Cuba con Estados Unidos y, por su extraterritorialidad, con el resto del mundo, afirmó el funcionario.

Cada uno de esos argumentos quedó también plasmado en la Declaración Final del Foro —en el cual participaron representantes de más de 130 organizaciones de Cuba, con el apoyo de otras regionales e internacionales y de actores sociales, así como de instituciones religiosas y fraternales—; en el diseño de un mural colectivo de reconocidos artistas de la plástica y también en los dibujos que confeccionaron pioneros de diferentes escuelas primarias y secundarias.