Debatirán en Cuba sobre desafíos económicos de Latinoamérica y Caribe

Los principales desafíos de la economía latinoamericana y caribeña centrarán los debates de un evento que reunirá en esta capital a profesionales de las ciencias económicas y sociales, académicos, tomadores de decisiones y sociedad civil.

La persistencia de la crisis global y la continuidad de sus efectos para la región, será uno de los tópicos analizados en la cita 'La economía de América Latina y el Caribe ante el nuevo entorno internacional. Principales desafíos', que tendrá lugar del 11 al 13 de septiembre próximo en el Palacio de Convenciones.

El evento fue convocado por la Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba (ANEC) y la Asociación de Economistas de América Latina y el Caribe.

La posibilidad real de que la región promueva una paulatina modificación en la estructura productiva y de comercio, la integración, la nueva política económica y comercial de Estados Unidos y sus posibles efectos, serán objeto de análisis.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, las cooperativas y su papel en el contexto actual, también están entre las temáticas a debatir

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe actualizó recientemente sus proyecciones de crecimiento de la actividad productiva y de servicios para los países de la región durante 2018 y mantuvo su estimación de expansión promedio en 2,2 por ciento, luego de crecer 1,2 por ciento el año pasado.

Entre los factores que respaldan la cifra de 2017, se encuentran la moderada tasa de crecimiento de la economía mundial, cierto dinamismo del comercio internacional y la inversión, aun cuando ambos no rebasan el ritmo previo a la crisis económica de 2008, refiere la convocatoria del evento, divulgada en el sitio web de la ANEC.

A ello se suma la mejoría de los precios de las materias primas que exporta la región y bajos niveles de volatilidad financiera a nivel global. No obstante, las tendencias proteccionistas registradas provocan incertidumbre, añade.

Entre otros factores también menciona el aumento relativo de las exportaciones regionales respecto a las importaciones vinculado a la mejoría en los términos de intercambio, la disminución de la inflación y un cierto incremento de las remesas, lo que se refleja en el aumento de la demanda y en consecuencia del consumo.

No obstante, señala, estos factores de crecimiento parecieran no reflejarse en el nivel de vida de la población, pues la tasa de desempleo lejos de disminuir aumenta, la calidad del trabajo decrece y la pobreza continúa lacerando a grandes masas.

En tal sentido, el comité organizador del evento considera posible afirmar que el crecimiento no se expresa en desarrollo y los objetivos de la agenda para el 2030 se alejan del horizonte cercano.

Además, en el escenario político también se han producido notables cambios que obligan a examinar sus consecuencias, agrega.