La pobreza crece en América Latina, afirma la Cepal

Un llamado para construir en las naciones de América Latina pactos sociales para lograr la igualdad, hizo la Cepal, que señaló además un aumento de la pobreza en el continente.


Esa situación es recogida en el informe Panorama Social de América Latina 2019, presentado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Según el documento, casi el 77 por ciento de la población del área pertenece a los estratos de ingresos bajos y medios bajos, mientras que los sectores de ingresos altos solo representan el tres por ciento, y añade que aunque entre 2002 y 2017 aumentó la denominada clase media, esta enfrenta notables carencias y vulnerabilidades.

Lo más negativo es la tendencia al alza de las personas por debajo de la línea de pobreza desde 2015, hasta representar en 2018 el 30,1 por ciento de la población y 10,7 en condiciones de pobreza extrema y que, según la Cepal, al cierre de 2019 aumentarán hasta 30,8 y 11,5, respectivamente.

Ello se traduce en cerca de 185 millones de personas bajo el umbral de la pobreza en 2018, de los cuales 66 millones vivían en la miseria, pero al cierre de 2019, se sumarían seis millones a los primeros, e igual cifra a los que se encuentran en la pobreza extrema.

El informe advierte que los más afectados por la pobreza son los niños y adolescentes, mujeres, indígenas y afrodescendientes, los habitantes de zonas rurales y desempleados.

Al presentar el documento, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, señaló que a lo largo de la última década ese organismo regional ha insistido en que el logro de la igualdad es fundamento del desarrollo de los países y hoy resulta más urgente avanzar hacia Estados basados en derechos y en la equidad.

Consideró que los Estados deben proporcionar a sus ciudadanos el acceso a sistemas universales de protección social y a bienes públicos esenciales, como salud y educación de calidad, vivienda y transporte.

Asimismo señaló que la disminución de la desigualdad de ingresos es clave para avanzar en la reducción de la pobreza y cumplir las metas establecidas en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

El informe de la Cepal concluye que para erradicar la pobreza y reducir la desigualdad y la vulnerabilidad de los estratos de ingresos bajos y medios son necesarias políticas de inclusión social y laboral.

Además, también se requiere un mercado de trabajo que garantice empleo de calidad y salarios dignos, eliminar las barreras para la inserción laboral de las mujeres y fortalecer el desarrollo de sistemas integrales y universales de protección social.