Nueva jornada de paro nacional este lunes en Chile

Chile en nueva jornada de paro nacional
Foto: Agencia UNO/Archivo.

Chile amaneció este lunes con una nueva jornada de paro nacional convocada por las organizaciones sindicales de la Mesa de Unidad Social, que será el preámbulo de una huelga general prevista para mañana.

Los organizadores de esta protesta del vasto movimiento popular que conmociona a Chile desde el 18 de octubre, prevén que este lunes el paro incluya a los trabajadores portuarios y de aeropuertos a nivel nacional, al cual se sumarán mañana gremios de los sectores de educación, salud y funcionarios públicos, entre otros.

Estas acciones son una demostración del rechazo a la forma en que el gobierno está enfrentando los reclamos de la población, dialogando solo con partidos políticos y sin escuchar al movimiento social que encabeza las protestas multitudinarias.

Al respecto, Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), señaló que el proceso constituyente concertado con algunas fuerzas políticas, no tiene en cuenta la gravedad de la crisis que vive el país ni profundiza en la necesidad de una Asamblea Constituyente que garantice la participación democrática de todos.

Igualmente, exigió el cese de la represión policial a las manifestaciones pacíficas y aseguró que tiene que haber verdad, justicia y reparación a las víctimas de las violaciones a los derechos humanos'.

Para este lunes está prevista una movilización a las 17:00 horas en la Plaza de la Dignidad (Baquedano) en la que tendrán un gran protagonismo las mujeres, al conmemorarse el día contra la violencia de género, y para la noche se anuncia un cacerolazo a nivel nacional.

En tanto, mañana martes las manifestaciones comenzarán desde las 11:00 en todas las ciudades de Chile.

Este paro se inicia en momentos en que el presidente Sebastián Piñera anunció la presentación en el Congreso de un proyecto de ley que permitiría la presencia del ejército en las calles para 'resguardar la infraestructura crítica' y que ha promovido fuerte rechazo por quienes opinan que generará una mayor represión.