Para nosotros, igual que para Venezuela y Nicaragua, está muy claro que se estrecha el cerco y nuestro pueblo debe estar alerta y preparado para responder a cada desafío con unidad, firmeza, optimismo y fe inquebrantable en la victoria.

La Ley Helms Burton es considerada por los trabajadores del territorio villaclareño como un engendro criminal, una forma más de agresión al pueblo cubano y a su Revolución.

La sede villaclareña del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos fue la sede del espacio “Tambores por la paz”, por los sueños de un mundo mejor, por las causas justas, contra el bloqueo a Cuba y contra la aplicación de la Ley Helms Burton.