La CTC y los sindicatos declaran su disposición a continuar representando a los trabajadores por cuenta propia y defender sus derechos, al igual que los de todos los trabajadores, y renueva su condena a la creciente hostilidad de Estados Unidos, que en su obsesivo afán de rendir a la Patria de Martí ha puesto en vigor en todas sus partes el engendro legislativo de la Helms-Burton.

Dudo que Donald Trump haya llegado alguna vez a la página final de un libro, pero debiera saber que un notable periodista y escritor cubano llamado Lisandro Otero advirtió al imperio antes de morir que Cuba estaba “mejor preparada para recibir una lluvia de cañones que una lluvia de jamones”.

El presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, afirmó que Cuba no retrocederá en los principios que identifican a la Revolución, pese a las actuales circunstancias signadas por el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos.