Hoy resulta imposible ocultar el dolor, pero volvimos a mostrarle que aquí está su pueblo combatiente, dispuesto no solo a vencer dificultades y obstáculos como el reconociera, sino incluso a reponernos del enorme golpe y seguir adelante. Nos faltará su palabra, pero tendremos su ejemplo.

En Santa Clara amaneció temprano. La ciudad no durmió en la noche de este 1 de diciembre. El pueblo en las calles esperaba a Fidel, a su Fidel. Muchas personas aguardaron el amanecer en la Plaza del Che. En el memorial donde reposan los restos del Guerrillero se encontraron dos amigos de lucha, dos revolucionarios de talla universal.

Fue Fidel quien le pidió a nuestro pueblo “que, cada vez que la patria se encuentre en una situación difícil”… se acuerde de Camilo. No fue casual que el Che lo calificara como el hombre de confianza de Fidel…como imagen del pueblo.

El cortejo fúnebre que traslada las cenizas del Comandante en Jefe Fidel Castro reanudó la marcha hacia el oriente del país, tras su primera parada este miércoles en Villa Clara, donde un pueblo en luto acompañó la estancia del máximo líder en la Plaza de la Revolución Ernesto Guevara.

Son tantos los villaclareños que hablar de cifras resulta ilógico. El alma de Santa Clara tomó la Plaza Ernesto Guevara. Fidel acaba de llegar, y su amigo, el médico de la tropa, el hijo de Don Ernesto y Doña Celia, no cabe en sí de júbilo.

Casi 57 años después de su entrada triunfal en Santa Clara aquel 6 de enero de 1959, Fidel regresa de nuevo a esta tierra, y lo hace como entonces; invicto, victorioso y con muchas metas por cumplir.

A un año exactamente de la llegada de los restos del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz a Villa Clara, donde se reencontró otra vez con su amigo y camarada argentino, recordamos algunos detalles de aquellos históricos días.