Casi 57 años después de su entrada triunfal en Santa Clara aquel 6 de enero de 1959, Fidel regresa de nuevo a esta tierra, y lo hace como entonces; invicto, victorioso y con muchas metas por cumplir.

A un año exactamente de la llegada de los restos del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz a Villa Clara, donde se reencontró otra vez con su amigo y camarada argentino, recordamos algunos detalles de aquellos históricos días.

La Plaza de la Revolución Ernesto Guevara de la Serna, en Villa Clara, recibirá esta noche el cortejo fúnebre con las cenizas del Comandante en Jefe Fidel Castro, como parte de la Caravana de la Libertad que rememora la marcha triunfal del Ejército Rebelde en 1959.

La presencia luminosa de Fidel Castro Ruz, líder de la Revolución cubana, está por doquier en la central ciudad cubana, como en la Sala Primera de lo Penal del Tribunal de Villa Clara, donde el joven abogado realizó su primera autodefensa, en diciembre de 1950.

El pueblo villaclareño recibirá en Cuatro Palmas el cortejo fúnebre que por todo el país traslada desde esta mañana las cenizas del Comandante en Jefe. CMHW transmite en vivo, desde diferentes puntos de la geografía villaclareña, el paso del cortejo fúnebre. 

A través del hashtag #HastaSiempreComandante el mundo expresa sentimientos por la desaparición física del líder de la Revolución cubana, Fidel Castro, convirtiendo a las redes sociales en un espacio para compartir el dolor.

“Chocó y chocó fuerte, yo no estaba preparado para la ausencia de Fidel”, dice Ariel Pestano. El mejor receptor en la historia del béisbol cubano asegura que el Comandante siempre tenía respuesta certera y ágil para todo. “Me decía el cabeza pelado y tenía la virtud de enseñar cuando te regañaba, y de preocuparse por los pequeños detalles”.