Este 11 de marzo, ocho millones de cubanos podrán ejercer, con su voto, el derecho a decidir un destino de soberanía arduamente conquistada.

En Cuba, desde hace varias semanas, los candidatos del pueblo han recorrido centros de producción y de servicios del país, así como comunidades del municipio por donde fueron nominados, en un intercambio franco y abierto con los electores.

La elección de los diputados a la Asamblea Nacional y los delegados a las Asambleas Provinciales del Poder Popular (APPP) es un derecho constitucional y un deber cívico que los ciudadanos cubanos ejercerán el próximo 11 de marzo.

Se aproxima el domingo 11 de marzo día en que estamos convocados para acceder a las urnas a fin de elegir a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) y a los delegados a las estructuras provinciales de gobierno.

Cuba está lista para la jornada electoral de este domingo, día en que serán elegidos los delegados a las asambleas provinciales, y los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Una nueva provocación anticubana se ha intentado orquestar desde el exterior, mediante el otorgamiento de un “premio”, con el objetivo de interferir en los asuntos internos de Cuba, generar inestabilidad, afectar la imagen del país y las relaciones diplomáticas de Cuba con otros Estados.

Las últimas cuatro décadas de historia electoral en Cuba se han caracterizado por su estrecho vínculo con la juventud. El ejemplo más internacionalizado pudiera ser, quizás, la custodia de las urnas por niños y adolescentes de las enseñanzas primaria y secundaria.