A los jóvenes como yo, no se confíen, pueden morir (+Video)

Jesús Álvarez López, primer paciente cubano curado de la COVID-19, envía un mensaje al pueblo de Cuba, especialmente, a los jóvenes.


Tiene 25 años y sueños amontonados. Ama la danza y es por eso que desde los 9 años se matriculó en la Escuela de Artes de Santa Clara, allí estaba su mundo.

    “Yo Amo bailar y el tiempo q estuve sin hacerlo fue duro”.

Se llama Jesús Álvarez López y fue el primer paciente cubano curado de la COVID-19.

“Tengo secuelas de la enfermedad, por ejemplo, todavía no he recuperado totalmente el gusto y el olfato y después que termino de bailar me falta un poco el aire”, dice el muchacho que hace solo 5 meses era paciente en una sala del Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí. “En el IPK tuve una doctora que nunca la conocí porque ella estaba vestida con el traje de protección, pero siempre estuvo allí para mí”.

El diálogo se produce después que Jesús concluye su baile. “Mi reencuentro con el mundo del espectáculo me ha hecho bien”, dice sonriente, es como una vuelta a la vida. “Ya estoy ensayando con mis compañeros de trabajo”.

Y el joven se queda pensativo: “Quisiera hablarle a mi pueblo, a mi país, quisiera enviarle un mensaje a todos”:

    “A las personas jóvenes como yo, no se confíen, es una enfermedad grave, se trata de tener madurez y responsabilidad. Ese momento de estar solo en una sala del hospital, de vivir hoy pero no saber lo que va a pasar mañana, es muy triste, no me dan ganas de hablar de eso, pero bueno… nadie sabe lo que es estar en un lugar aislado, saber que tu familia está ahí, pero no pueden estar al lado tuyo. No le deseo a nadie que pase por los momentos que yo pasé y lo repito una y mil veces, hemos sido siempre un pueblo de batalla que hemos sabido lidiar con muchas cosas, pues veamos esto como una batalla más en la cual podemos vencer y salir adelante. A las autoridades hay que respetarlas y si hay que usar el nasobuco, pues usémoslo y contribuyamos entre todos a erradicar la enfermedad. Los jóvenes por naturaleza somos irreverentes, pero ahora se trata de nuestra salud".

Y se despide abrazado al optimismo:

    “Soy una persona positiva, sé que me voy a recuperar, sentiré nuevamente el sabor de la comida y al bailar ya no tendré falta de aire, ¡dalo por hecho!”



(Por Minoska Cadalso y Bolivia Tamara Cruz).

Se han publicado 1 comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • violeta.chaviano

    Solo le pido a los jóvenes inescrupulosos y que no cumplen las medidas que te pueden ayudar en evitar el contagio de la COVID , que oigan los CONSEJOS de ese joven que la ENFERMEDAD lo sorprendió no por desobediencias , si no que tuvo la fatalidad de adquirir el CONTAGIO y que sigan su EJEMPLO MUCHAS GRACIAS