Remedios diversifica ofertas en temporada alta de turismo

Remedios diversifica ofertas en temporada alta de turismo
Foto: Arelys María Echevarría.

Los servicios de almuerzo en tránsito y pasadías a clientes de la cayería norte de Villa Clara, el recorrido Remedios Colonial y el realce de opciones en restaurantes de la urbe se incluyen entre las propuestas que atraen visitantes a esta ciudad cubana en la temporada alta de turismo.

Para esta etapa, la más importante de la industria del ocio en Cuba, el Complejo Remedios se apoya en la red extrahotelera que componen la cafetería El Louvre, la taberna Siete Juanes, el sport bar El golazo, y la cremería Doña Lala; además de administrar la finca El Curujey, en convenio con AZCUBA.

Luis Ángel Menéndez, director de la planta remediana, declaró a la Agencia Cubana de Noticias (ACN) que, por ejemplo, El Curujey se vincula directamente al Museo de la Agroindustria Azucarera, en Caibarién, y más allá de brindar el tradicional almuerzo criollo oferta la visita a la institución donde un guía ilustra sobre el proceso de obtención del azúcar desde tiempos coloniales.

El regreso a la finca se realiza en el tren a vapor, agregó el directivo, y una vez allí están las opciones de monta de ponis y el desmoche de la palma, un elemento distintivo del campo cubano.

Actualmente Remedios cuenta con seis bases de alojamiento: los hoteles Mascotte, Barcelona, Camino del Príncipe, El Real, Casa Bauzá y Las Leyendas, bajo la marca de Hoteles E del grupo Cubanacán y con una capacidad de 107 habitaciones entre todos, puntualizó Menéndez.

De cara a la temporada alta del turismo que recién comienza, y concluye en abril, se crearon -dijo- un grupo de mejoras, entre las que se cuentan el mantenimiento de las habitaciones, la pintura de fachadas, la restauración y sustitución de mobiliario, y el mejoramiento de los textiles.

El Complejo Remedios prevé una etapa superior a años anteriores, cuando se han alcanzado cifras de hasta 45 mil visitantes, fundamentalmente de países como Estados Unidos, principal mercado emisor, y luego Alemania, Francia, Italia y Reino Unido, en ese orden, acotó Menéndez.

Precisó el funcionario que el mayor número de visitas a Remedios se da por parte de ciudadanos estadounidenses, pese al recrudecimiento del bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba, traducido en la cancelación de viajes vinculada a la prohibición de los vuelos de las aerolíneas American Airlines y la JetBlue, que solo pueden, a partir de diciembre, entrar por La Habana.

Reconocida mundialmente por las tradicionales parrandas que se celebran cada 24 de diciembre, Remedios (1515) presume de una historia de güijes y piratas que, unido a un entorno eminentemente colonial, hacen de ella un lugar privilegiado para los circuitos turísticos./Mayrín Arteaga Díaz.