Villa Clara: Siembran papa en el Valle del Yabú

Villa Clara: Siembran papa en el Valle del Yabú
Foto: Archivo.

Unas 60 hectáreas se cosecharán con ese tipo de simiente y los especialistas estiman rendimientos superiores a las 17 t/ha, cifra que, de acuerdo con los cálculos, garantizará, como en otras ocasiones, volúmenes del alimento de distribución normada para el período.

Las primeras semillas de papa nacional, un tubérculo que se cosechará a partir de febrero, comenzaron a plantarse en campos del Valle del Yabú, en Santa Clara, primera entidad de su tipo en la provincia de Villa Clara en comenzar la siembra, labor a la cual, en breve, también se incorporará Quemado de Güines, aseguraron fuentes del Minag.

Unas 60 hectáreas se cosecharán con ese tipo de simiente y los especialistas estiman rendimientos superiores a las 17 t/ha, cifra que, de acuerdo con los cálculos, garantizará, como en otras ocasiones, volúmenes del alimento de distribución normada para el período.

La provincia tiene asignadas 450 hectáreas de siembra, entre las que incluyen las 60 de semilla nacional, y el resto corresponderá a simiente importada de mercados foráneos.

Los cultivos se ubican, aparte de Santa Clara y Quemado de Güines, que también asumirán sembrados con semilla importada, en Santo Domingo (Manacas-Cascajal) y en Remedios, territorios que disponen de modernos sistemas de riego de agua y experiencia papera para ubicar, como en campañas anteriores, a la provincia entre las de mejores resultados del país.

A Santa Clara corresponderá el mayor volumen de siembra (120 hectáreas con semilla importada y 20 nacional), mientras Quemado de Güines lo hará en 120, y de ese volumen, 80 ha serán con simiente comprada en mercados foráneos y 40 obtenidas previamente en el país.

Con simiente comprada en el exterior Santo Domingo tiene asignadas 100 hectáreas (30 dedicarán en campos de Manacas a la producción de semilla para la futura siembra) y Remedios lo hará en 90 hectáreas, con lo cual se completa la propuesta de plantación en la provincia.

El movimiento de tierra y su alistamiento marcha acorde con lo planificado a pesar de las limitaciones con el combustible y los estragos adversos del clima. Ahora solo falta por liberar un pequeño volumen de área ocupada con plantaciones de boniato.

De acuerdo con los pronósticos, se dispone de un paquete tecnológico para garantizar los rendimientos estimados que, en el caso de la semilla de importación, rebasa las 22,5 t/ha.

Los registros en rendimientos y acopios durante las últimas campañas  ubican a la provincia entre las más estables en el cultivo del tubérculo, hecho que permite por campaña los incrementos de superficie agrícola dedicada a su fomento y cosecha./Luis Machado Ordetx.