Policlínico Comunitario Santa Clara: para siempre en manos del pueblo (+ Fotos)

Policlínico Comunitario Santa Clara: para siempre en manos del pueblo
Fotos: Arelys María Echevarría

Pacientes longevos recuerdan cuando el policlínico comunitario Santa Clara era un clínica privada antes de 1959, donde se atendían quienes contaban con dinero para pagar, por eso nadie quiere oír de reclamos al amparo del título III de Ley Helms-Burton, activada por el gobierno de Estados Unidos.

Amada Echevarría Rojas, de 69 años, quien toda la vida vivió cerca de la instalación de salud, se acuerda aunque era muy niña de aquellos tiempos en que recibir servicios en ese centro exigía tener los recursos carentes para la mayoría.Mientras la paciente conversa con la Agencia Cubana de Noticias (ACN), la joven especialista de Medicina General Integral (MGI), Analiet Pérez Carvajal revisa sus síntomas, sin pedirle un centavo.

Para la profesional, formada por la docencia médica del Estado Socialista, el establecimiento de salud donde trabaja es del pueblo y la extraterritorial legislación nada tiene que ver con Cuba.

Donde no valen las demandas contra la salud cubana La clínica mutualista Santa Clara, fundada en 1952, fue nacionalizada legalmente al triunfo de la Revolución y hoy atiende a una población superior a las 24 mil 700 personas, distribuidas en 30 consultorios del médico y la enfermera de la familia; de ellos, 25 tienen carácter urbano y cinco, rural.Por los logros del trabajo de su colectivo, el centro resultó el mejor del municipio durante el bienio último, explicó Leisy Hernández Caballero, directora de la institución sanitaria desde hace cuatro años.

Se ofrecen servicios de laboratorio clínico, ultrasonido, rehabilitación, medicina natural y tradicional, atención
multidisciplinaria para diabéticos, además de la asistencia de otros profesionales procedentes de la atención secundaria, destacó.

La especialista de primer grado de MGI subrayó que los consultorios cuentan con la sistemática presencia de pediatras, obstetras, clínicos y psicólogos.

Significó que tanto trabajo a favor del pueblo no puede afectarse por ninguna Ley de otro país, Cuba es nuestra y nadie entiende cómo a casi 60 años de iniciado el bloqueo económico, comercial y financiero, los Estados Unidos insisten con esa política fallida y criminal.La Licenciada en enfermería Milagros Cortés Jiménez, con 55 años de trabajo en el propio centro, comenzó su labor profesional en 1964, cuando se transitaba de la clínica mutualista a los servicios gratis de la Revolución.

Hasta el cuerpo de guardia era para pensionados, no se podía atender a otras personas y a sus 75 años asegura que lo sembrado por la Revolución se mantendrá para siempre, porque el establecimiento de salud es del pueblo.

Todo es ilegal en la Helms-Burton

La nacionalización de la clínica fue completamente legal y los dueños salieron de Cuba después que esto sucedió, pero se suceden demandas a partir de la ley genocida, incluso a los cubanoamericanos que entonces no eran nacionales de ese país, lo que no tiene precedentes en la ley internacional o estadounidense.

A pesar de la extraterritorial legislación contra Cuba, que refuerza el asesino e inútil bloqueo para las apetencias del gobierno imperial, la vida continúa su normalidad en el policlínico Santa Clara, con su carga de personal dispuesto a salvar existencias y contribuir a la salubridad de sus pacientes, sin pedir nada a cambio./ Luz María Martínez Zelada.