Con el honor y la dignidad como banderas (+Fotos y Audio)

Con el honor y la dignidad como banderas
El doctor Yasmany Nicolás Pérez Cabrera, comentó que "tanta infamia del recién electo presidente en Brasil, no podemos soportarla, por lo que el Ministerio de Salud de Cuba adoptó una acertada decisión de retirar a todos los facultativos". Foto de la autora.

"Cuestionar nuestro talento, es cuestionar nuestra dignidad, nuestros sacrificios", manifestaron tres médicos villaclareños que laboraron en Brasil, "como nos enseñó Fidel, por la vida de otros seres humanos que no cuentan con asistencia". CMHW conversó con los galenos que integraron el programa Más Médicos.


"Jair Bolsonaro, presidente electo de Brasil, es un ultraderechista que no quiere a su pueblo", expresó el doctor Luís Enrique Soayero Ayala, un médico villaclareño que a partir del 2015 formó parte del grupo de especialistas de Medicina General Integral que se sumó al programa Más Médicos para Brasil.

El doctor Luís Enrique Soayero Ayala, médico villaclareño que a partir del 2015 formó parte del grupo de especialistas de Medicina General Integral que se sumó al programa Más Médicos para Brasil.
El doctor Luís Enrique Soayero Ayala, médico villaclareño que a partir del 2015 formó parte del grupo de especialistas de Medicina General Integral que se sumó al programa Más Médicos para Brasil.

El galeno comentó que hace unas horas, pacientes asistidos por él y otros colegas en Santa Rita do Pardo, al oeste de esa nación, lo llamaron para preocuparse por su familia, lo que es sinónimo de agradecimiento por la labor desempeñada durante varios años en esa zona que cuenta con alrededor de 8 mil habitantes.

Cuando los cubanos llegaron allí, se hallaron personas hipertensas, diabéticas y con otras enfermedades crónicas, que nunca habían sido diagnosticadas por la falta de médicos, y otros que debido a la hipercolesterolemia debutaron con enfermedades neurológicas y no tenían dinero para pagar los mejores centros, que son los privados.

La labor realizada con promoción de salud y atención, impactaron de manera positiva en los indicadores. "Por eso me indigna", dijo, "que Jair Bolsonaro trate de desvirtuar la realidad de los que fuimos a velar por la salud de ese pueblo, me molesta que algunos nos tilden de esclavos y a veces que determinados internautas, nos califiquen de pobrecitos, pues al decir de ellos el Estado cubano se apropia de las ganancias".

"A ellos les digo, pobres los pacientes que dejarán de tener médicos, nosotros trabajamos sin descanso por la salud humana. Yo no soy pobrecito, tengo como orgullo el cumplimiento de 5 misiones internacionalistas en diversas partes del mundo y sé que nuestro Estado utiliza esas ganancias a favor de su pueblo".

Al diálogo se unieron los doctores Jorge César Montelier Alonso y Yasmany Nicolás Pérez Cabrera. Al decir de Montelier, no pocos nativos de la zona de San Luis Gonzaga de Marañhao, los despidieron con tristeza, por el cumplimiento de su misión, (2014-2015), y sabían que serían remplazados por otros facultativos cubanos. Ahora el médico siente tristeza porque ante la situación creada por Bolsonaro, se retiran sus colegas de ese país.

El doctor Jorge César Montelier Alonso cuenta que no pocos nativos de la zona de San Luis Gonzaga de Marañhao, los despidieron con tristeza
El doctor Jorge César Montelier Alonso cuenta que no pocos nativos de la zona de San Luis Gonzaga de Marañhao, los despidieron con tristeza.

"Allí existían familias que nunca habían recibido asistencia médica y descubrimos y tratamos a no pocos hipertensos, niños desnutridos y otros con afecciones respiratorias, por citar algunos padecimientos", relató. De ahí que en estos instantes piense mucho en ellos, que por primera vez fueron asistidos y guiados mediante charlas educativas y atendidos con efectos positivos a favor de su salud.

“No puedo entender la verborrea del nuevo presidente”, manifestó; "los efectos de nuestra Medicina están probados en más de 60 naciones".

Mientras que el doctor Yasmany Nicolás Pérez Cabrera, comentó que "tanta infamia del recién electo presidente en aquel país, no podemos soportarla, por lo que el Ministerio de Salud de Cuba adoptó una acertada decisión de retirar de Brasil a todos los facultativos".

"Cuestionar nuestro talento, es cuestionar nuestra dignidad, nuestros sacrificios. Yo acabo de llegar de Brasil, por razones de enfermedad de uno de mis descendientes, recién nacido, parto que no pude presenciar, pero me animaba que estaba dándolo todo, como nos enseñó Fidel, por la vida de otros seres humanos que no cuentan con asistencia".

"Laboré en un municipio ubicado al sur del estado de Piaui, una región muy pobre, y donde los médicos cubanos asistían al 50 por ciento de sus habitantes, pues los médicos brasileños no entraban a ese lugar. Allí tuve la satisfacción de tratar a personas de la tercera edad, hipertensos y diabéticos, y a un alto número de niños con enfermedades infecciosas, diarreicas y gastrointestinales, fundamentalmente en el grupo de edad menor de 5 años.

Estos médicos le dicen a Jair Bolsonaro, que se ocupe más de su población enferma y no trate de tergiversar la dignidad del ejército de las Batas Blancas en Cuba. Un ejército que a diferencia de los médicos de su país, examina, toca al paciente y abraza al enfermo.