Francisco “El Mexicano”: El muchacho de la recuperación

Francisco “El Mexicano”: «El muchacho de la recuperación»
Foto: tomada del Facebook del entrevistado.

Francisco Luis Carrasco Espinosa es un joven trabajador, de esos cubanos que no creen en afectaciones de huracanes cuando se trata de recuperación y solidaridad.

Labora cada día como operador del cargador frontal Volvo L68 del Colectivo de Pavimentación de Caibarién, perteneciente a la Empresa ECOING-25.

Tras el azote del huracán Irma, Francisco trabajó intensamente en la etapa recuperativa en este municipio costero villaclareño. Contribuyó con la limpieza de la Villa Blanca, con más de mil metros cúbicos de escombros y otros desechos sólidos trasladados a diario, equivalente a entre 80 y 100 camiones por día.

Por su actitud ejemplar resultó seleccionado como el mejor trabajador en la recuperación en Caibarién y elegido como invitado al XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes celebrado en la ciudad rusa de Sochi en el mes de octubre de 2017.

Confiesa con orgullo que entre los integrantes de la delegación cubana a la cita mundial, fue conocido como “el muchacho de la recuperación” y recuerda emocionado que la Miembro del Consejo de Estado y Primera Secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) Susely Morfa manifestó que él era un huracán de trabajo. Con modestia, me cuenta que solo siguió las enseñanzas inculcadas por su familia desde pequeño…

“Nací en el poblado de San Juan de los Yeras, en el municipio de Ranchuelo. Desde niño recibí la educación de mi mamá, ella ha sido mi maestra, mi mayor impulsora, todo en mi vida. De mi familia aprendí a hacer cada labor con amor, esto me ha permitido obtener cada uno de mis resultados. En mi tierra natal también tengo a mi esposa y a mi hijo. Estudié Tecnología, Montaje y Reparación de Equipos Industriales y pasé el Servicio Militar. Luego, comencé a trabajar desde el 2007, hace diez años, en el municipio de Caibarién, un lugar que siento ya como parte de mi vida.”

Esta porción de tierra cubana resultó de las más afectadas por el huracán Irma, ¿cómo te incorporaste a las labores de recuperación?

Trabajamos fuertemente desde el amanecer hasta el anochecer. Nuestra faena es intensa, incluso antes del huracán. Después del paso de Irma por Caibarién, nos incorporamos tras la jornada laboral de asfaltado diario a la higienización del municipio. Irma se tomó como si hubiera sido una guerra y el objetivo era vencerla. Y estamos en la batalla desde que amanece hasta que oscurece, con la seguridad de que venceremos. Aquí no hay tregua, hay que dejar Caibarién limpio lo más pronto posible, y trabajar, demostrarle al mundo que sí se puede, sobre todo cuando nos encontramos en una situación como esta.

¿Cuántas emociones al recibir la noticia de tu selección como invitado al XIX Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes por tu trabajo en la recuperación?

¡Imagínese, me quedé palabras! Una experiencia inolvidable, no me lo esperaba. Había sido delgado al Festival Provincial y Precandidato al Festival Mundial, pero no me esperaba ser invitado especial a Sochi. Siempre he sido trabajador. Eso me nace. Las máximas autoridades del Partido y la Asamblea Municipal de Caibarién siempre han contado con todo nuestro apoyo en cualquier tarea.

¿Qué mensaje llevaste a Sochi como un joven trabajador cubano?

Mis experiencias para todos los jóvenes del mundo. La confianza de nuestro pueblo en la juventud cubana. Por eso, mis directores confiaron en mí para el manejo de uno de los equipos más modernos, a pesar de mis 30 años. Un equipo difícil de dominar, pero ahí están los resultados. Me preparé bien y me siento muy orgulloso de mis resultados.

Desde que llegamos a La Habana entre la delegación cubana me conocían como el “muchacho del ciclón”, “el muchacho de la recuperación” o “el muchacho que sacó adelante Caibarién”. A pesar de mi corta experiencia laboral supe cumplir con mi tarea frente al huracán, como nos enseñó el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz. Otra demostración de que en los jóvenes se puede confiar para cualquier tarea. Recuerdo a la Primera Secretaria del Comité Nacional de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) Susely Morfa que al recibirme me dijo: “el huracán de trabajo”. Es un orgullo muy grande.

Tuve la oportunidad de compartir momentos inolvidables, con personalidades de nuestro país como el Héroe cubano Fernando González y con glorias deportivas, con militantes de todas las provincias y con la juventud progresista internacional. La delegación de Cuba rindió homenaje a dos de nuestros más grandes hombres: Fidel Castro Ruz y Ernesto Che Guevara. Fue una experiencia inolvidable.

De regreso a la Patria, ¿cómo marcha la recuperación de Caibarién?

Estamos recuperándonos. Ya vemos los primeros logros como la recuperación del pedraplén de Caibarién donde tuvimos participación con la tirada de más de 9 mil toneladas de asfalto en solo 20 días. Estoy orgulloso de tirar esas toneladas como joven comunista. Y seguimos adelante.

Por tu disfrute de las rancheras, corridos y otros géneros de la música azteca, tus amigos te conocen como “El Mexicano”…

Sí, positivo, la música mexicana es mi género preferido. Pienso en la canción La Media Vuelta, porque, como le dije a la periodista Lourdes Rey de Trabajadores, yo nunca le daré la media vuelta a este pueblo y estaré trabajando desde bien temprano hasta que oscurezca.

¿Qué mensaje envías a otros jóvenes cubanos?

La juventud cubana tiene que seguir adelante, como nos pidió nuestro Comandante en Jefe. Tenemos mucho que dar, lo que entregamos a diario todavía es insuficiente. Tenemos que seguir luchando por mantener las conquistas de nuestra Revolución. La Patria cuenta con nosotros y los jóvenes nunca fallaremos.