¿Leopardos o Azucareros?, polémica por un nombre

¿Leopardos o Azucareros?, polémica por un nombre
Los Leopardos de Santa Clara fueron una franquicia radicada en esa urbe del centro de la Cuba en la década del 20 y 30 del siglo pasado. Foto: beisbolencuba.com.

Entre los cambios que traerá la serie nacional 60 figura el uso del uniforme con el sobrenombre del equipo en los juegos en calidad de anfitriones. Un viejo sueño de atletas y aficionados es, en cambio, pesadilla para un territorio que se debate entre dos propuestas: Villa Clara.

Su dilema lo vivieron otras provincias en tiempos no muy lejanos, pero los decisores convocaron a los aficionados, la prensa, oyeron el parecer de peloteros, y al final se logró consenso abriendo las oficinas de par en par y extendiéndolas, incluso, por las redes sociales.

Cienfuegos no siguió siendo camaroneros, sino Elefantes, y La Isla se quedó como Piratas, aunque Tiburones les sentaba también. Hubo más debates provinciales, y concursos para mascotas y nombres, y todos van ahora felices a sus estadios.

En Villa Clara el asunto ha sido más traumático. De dedo, los llamaron Azucareros, un nombre que no está mal, pues con él hubo una legión gloriosa en las décadas del 60 y 70 que ganó en tres campeonatos cubanos (1969, 1971 y 1972). Con ese traje Aquino Abréu propinó los dos juegos de cero hits-cero carreras, y la estirpe de aquellos jugadores aún sirve de aguijón para las nuevas generaciones.

Pero hay un pero, y grande. Azucareros no es patrimonio solo de Villa Clara. También lo es de Cienfuegos y Sancti Spíritus, cuando todos formaban Las Villas, multiplicada a partir de 1976 en tres provincias. Es como si entre tres hermanos, uno quisiera apropiarse de toda la herencia.

En varios debates en redes sociales, he formulado la misma pregunta: ¿qué sucedería si Cienfuegos o Sancti Spíritus desearan llamarse así también? Tienen igual derecho, pues aportaron peloteros a aquel Azucareros.

Si me preguntan, dejo ese nombre en el altar de nuestro béisbol, como historia de tres regiones que alguna vez, juntas, cabalgaron impetuosas por los torneos cubanos, como el Ganaderos que formaron Camagüey y Ciego de Ávila y después, por respeto a esa esa historia común, ninguno adoptó: uno pasó a ser Toros de la Llanura y el otro Tigres.

Pero ese argumento no fue tomado en cuenta por los que decidieron apropiarse de Azucareros cuando regresó, enhorabuena, la fiebre de los apelativos y las mascotas. Ni en los tiempos dorados de finales del milenio pasado, cuando Villa Clara ganó tres campeonatos seguidos y fue a cinco finales al hilo, se llamó así, y había más méritos, pues el equipo se parecía muchísimo más a aquel.

La polémica subió de tono hace unos días cuando la televisión mostró un uniforme con el nombre de Leopardos. Ufff, fue la hecatombe. Dicen que de un lado hubo fuegos artificiales y del otro, ataques al miocardio.

Los Leopardos de Santa Clara fueron una franquicia radicada en esa urbe del centro de la Isla en la década del 20 y 30 del siglo pasado y en la que jugaron peloteros cubanos y estadounidenses negros para los que estaban prohibidas las Grandes Ligas por el color de la piel. Pobres Grandes Ligas que se perdieron semejantes talentos, exóticos hombres hechos para golpear espectacularmente pelotas con el madero.

Dicen, los entendidos, que fue el mejor equipo armado en Cuba en la primera mitad del siglo. Otros, más osados, que no ha habido otro igual desde entonces. Ahí jugaron Alejandro Oms, Pablo Champion Mesa, Oscar Charleston, José de la Caridad Méndez, Eustaquio Bombín Pedroso, también Martín Dihigo, el Inmortal… Una decena de ellos está en el Salón de la Fama de Cooperstown por el Comité de Veteranos para la elección de jugadores de las Ligas Negras. No hay 15 franquicias de Grandes Ligas con más exaltados que los Leopardos de Santa Clara.

Quienes discrepan de esa propuesta alegan que muchos no eran de esa ciudad, ni de los contornos más inmediatos. Cierto, eran otros tiempos, otras reglas para armar conjuntos profesionales, pero el mismo béisbol, y nadie, absolutamente nadie puede jactarse de una historia tan rica con semejante apelativo. El leopardo, además, es un felino, veloz, como los mejores equipos de Villa Clara. Que dicho nombre vuelva a un conjunto de esa provincia sería un orgullo no solo para la pelota local, sino para la cubana.

En la final de la temporada 58 un leopardo fue presentado a la afición como la mascota del equipo y hubo delirio en el graderío del estadio Sandino. Parecía que los caprichos iban cediendo a la voluntad popular y al sentido del espectáculo.

Basta ojear ahora en redes sociales para saber que el asunto, decidido a dedo, desde una oficina, dejará un sabor amarguísimo.

Tan fácil que es sumar protagonistas, oír voces, leer historia e, incluso, para que el béisbol no muera, enseñarla. Porque, ¿de quién es la culpa que se sepa más de Azucareros que de los Leopardos de Santa Clara?

Más que nuestro deporte nacional, la pelota es identidad. Es patrimonio de todos. Y, entre todos, construyamos esa identidad.

Se han publicado 6 comentarios

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.

  • karlos

    El problema es de puntos de vista. VC de las tres provincias resultados de una medida administrativa, es la que mejores resultados ha obtenido, que ha ganado 5 titulos, SS 1 y C 0. Para no contar 10 segundo y formar parte de los 4 grandes. En cuanto a SS, escogieron de azucareros a Blandino, a Huelga para stadium y torneos, y estan en deudas con verdura. Cienfuegos prefirio el simbolo del equipo profesional. VC es una region Azucarera, es una fuente de muchos peloteros que surgieron de esos campos y batey, que tuvieron de gimnacio los cañaverales. Sin demeritar el magnifico equipo profesionales que fue, pero señores, los equipos profesionales no representan un territorio, y dice no muy ingenuamente el articulo una historia poco difundida, me parece que la obligacion primera es la de difundir la que quieren minimizar y obviar, la que tuvo rl merito, valor de ser autentica, popular, de mada, nacional, territorial. Tambien fueron negros humildes montejo,victor, jova, jose perez, mirabal y tantos otros que nos llenaron de gloria y saben, tampoco le permitieron jugar en MLB si no traicionaban a su pueblo y se iban abandonando una delegacion. Entre los equipos profesionales, el reconocimiento al Santa Clars, Marianao, o Cienfuegos. Ok. Cuantos atletas de EU jugaron en el Santa Clara. De todas formas acepto una mascota votada por los aficionados sin intencionalidad ni a favor ni en contra. Si el soberano le gusta como mascota una fiera mas, junto a leon, tigre, cachorros pues que entre el leopardo. Ah, en lugar de la selva, tendra que vivir en los cañaverales!!

  • Yunior87

    Buenas
    Estoy muy de acuerdo en este reporte y conencido en todo lo que se ha hablado en el, todo los puntos de vistas están muy acertado y con una óptica justa, en mi criterio no sé qué decir pero de algo si estoy seguro es de que la mascota que sea nuestros sabios aficionados y conocedores del béisbol defenderemos a esa mascotas y a nuestro equipo que entre nosotros los aficionados,el pueblo,los dirigentes,el partido, el gobierno,las organizaciones de masa daremos nuestro apoyo a la mascota y al principal protagonista que es el equipo saludos desde VCL

  • Fernando González

    Basta ya el pueblo quiere que la mascota sea el Leopardo

  • Miguel Angel

    con su mote de toda la vida Azucareos...así ganaron en 1983...93, 94, y 95, ademas AZUCAREROS representaba a la provincia Las Villas la cual tenia su epicentro en Santa Clara....lo mismo pasa con los Industriales que hasta 1976 comprendían los territorios de Hoy Mayabeque Artemiza La Isla y Ciudad Habana....y el Industriales de hoy es solo representativo de la Ciudad Habana y ni la extinta provincia Habana ni las provincias mentadas anteriormente se han llamado industriales ni reciben en sus vitrinas ninguno de los 5 títulos a los q te técnicamente tienen derecho....Creo firmemente que Villa Clara es Azucareros como la Habana es Industriales es la misma situación.... y mas injusto es que a los Industruiales les sumen 5 títulos q nada tienen que ver con el equipo actual....entonces por que no le cuentan a Villa Clara los 3 de Azucareros como mismo hacen con los 5 de la Habana....es la misma historia....lo que por desgracia el fatalismo geográfico y el eterno canto Azul de los medios de alcance nacional son un lastre para nuestro béisbol.

    • YoandyCT85

      Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión industriales siempre a sido el preferido.

  • Azorín

    Los nombres de los equipos se parecen a los de las placitas: Llevan nombres de cosas que no hay. Leopardos... no sabía que ese mamífero perteneciera a la fauna de Villa Clara.