El movimiento deportivo cubano ha confirmado su esencia auténticamente humana

El movimiento deportivo cubano ha confirmado su esencia auténticamente humana
Entre las glorias deportivas cubanas que se unieron desde el principio a la batalla contra la covid-19, Ana Fidelia Quirot tuvo la iniciativa de hacer nasobucos para la población. Foto: Prensa Latina.

«Para sano orgullo nuestro y de sus millones de seguidores, otra vez el movimiento deportivo cubano ha confirmado su esencia auténticamente humana, no limitada a las aspiraciones de las muchas medallas que atesora y prevé añadir, y sí apegado a la humildad y al compromiso con las más nobles causas».

Osvaldo Vento Montiller, presidente del Inder, definió así la estirpe de nuestros deportistas, durante su intervención en la i Conferencia Ministerial y de las Altas Autoridades Representantes del Consejo Iberoamericano del Deporte, en la que destacó el papel que desempeña el movimiento deportivo de la Isla en la batalla contra la pandemia de la covid-19.

Explicó que la utilización de una variante de comunicación diferente a la plataforma web concebida por los organizadores del evento, respondió a que esta fue inaccesible para Cuba, por motivos del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto durante décadas por Estados Unidos, principal obstáculo a nuestro desarrollo.

Vento Montiller puntualizó que, en medio del azote de una pandemia que Cuba combate, encabezada por el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba, y el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez, campeones olímpicos y mundiales se han sumado a la producción de máscaras protectoras para especialistas que enfrentan al letal virus, y médicos del deporte se han convertido en parte de esa lucha.

Destacó el aporte de glorias activas y retiradas, quienes llaman, desde el ejemplo familiar, a cumplir las medidas de aislamiento. Habló de la constancia de técnicos y profesores incorporados a tareas de apoyo en centros para pacientes positivos o sospechosos, y reconoció la entrega de los colaboradores que cumplen igual rol en otras naciones, incluida la hermana República Bolivariana de Venezuela.

«Todas estas tareas asumidas han sido posibles sin que los miembros de los equipos nacionales dejen de entrenar, atendidos a distancia por sus estrategas, en ajuste a los espacios de que disponen; al tiempo que nuestros expertos ponen a disposición del pueblo opciones de ejercitación en casa, gracias a la televisión y a las redes sociales, medios que también garantizan la continuidad de la formación docente de los estudiantes-atletas de todos los niveles educativos», afirmó el titular del Inder.

Junto a colegas de otros países participantes en el cónclave, Osvaldo Vento compartió el criterio de que «sus esencias hacen del deporte una actividad ideal para fomentar pasos por un mundo mejor, más allá del dolor que ahora provoca posponer aspiraciones de triunfos o renunciar a ingresos asociados a ellos.

«Hagamos de ese liderazgo una vía para articular, proporcional y oportunamente, la eliminación de la enfermedad y otros lastres que atentan contra la plena consecución de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y reconozcamos que dar la espalda al multilateralismo, la unidad, la cooperación y la solidaridad internacionales, serán, hoy y siempre, una agresión a los más necesitados, que son la mayoría».

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.