Acción-reacción sobre el terreno

Acción-reacción sobre el terreno
La Bundesliga reinició sus partidos con los estadios sin público. Foto: toquesport.

El silencio de las canchas, ya extendido a dos meses, tiene a las fuerzas encontradas en ebullición. De una parte, los dueños de equipos de diferentes deportes –con destaque para los del fútbol y el béisbol profesional– claman por revivir las acciones; en la acera contraria, quienes piensan que todavía no es momento de patear balones en medio de la pandemia.

En el primero de los citados bandos aparecen, entre otros millonarios, los directivos de la nfl (fútbol americano), golpeados por el cálculo de que la reanudación de los partidos, sin asistencia de público, causaría pérdidas evaluadas en 5 550 millones de dólares, lo que representa el 38 % del dinero recaudado por la temporada 2018 de este deporte en Estados Unidos. Además, si se reiniciara la justa, los jugadores accederían solo al 47 % de sus salarios contratados, reportó Notimex.

La fuga de ingresos nace de la ausencia de ventas de entradas para los desafíos, comida y bebida no expendida en los estadios, frustrados alquileres por los parqueos de automóviles y la estampida de los patrocinadores.

Del lado opuesto a las anteriores intenciones están atletas destacados, como el remero alemán de 23 años, Oliver Zeidler, campeón mundial individual en 2019, fortísimo crítico de la reanudación de la Bundesliga de fútbol en su país.

«Es una broma. Si los niños no pueden volver a la guardería (círculo infantil) y los servicios de restauración no pueden trabajar a plena capacidad, permitir que lo hagan unos millonarios en el césped es enviar una señal equivocada», declaró a la filial alemana de la afp.

La Bundesliga es el primero de los grandes campeonatos europeos que se reanudó, el pasado sábado, tras ser suspendida a mediados de marzo como consecuencia de la pandemia. Hasta el 20 de este mes, Alemania registraba 176 007 casos confirmados de covid-19, con 8 090 fallecidos, séptima nación a nivel mundial en la lista de azotados por la crisis, según datos oficiales de la Organización Mundial de la Salud (oms).

El motivo no varía de un continente a otro: ya son dos meses consecutivos en que las diferentes ligas profesionales han dejado de percibir millones de dólares, y ese dolor en los bolsillos no mengua, ni con tratamiento, en una sala de terapia intensiva.

En similar pugilato por volver al césped hallamos a Italia, que desde el 9 de marzo vio detenida su Serie a del fútbol. Y, a pesar del entusiasmo de sus dueños de equipos, Vincenzo Spadafora, ministro de Deporte, apuntó que será el Gobierno de la nación el destinado para decidir si la competencia retornará a mediados de junio, a pesar de que autorizaron los entrenamientos de los elencos.

Ese es el mismo mes escogido por los británicos como posible para volver a los estadios. Igualmente, las autoridades de Arizona, la Florida y California han abierto sus territorios para que las selecciones del béisbol profesional desempolven sus guantes y bates, pensando en una posible apertura de la campaña a principios de julio.

Acción y reacción sobre el terreno, mucho más que una ley de la física.

No hay publicado ningún comentario. Sé el primero en empezar el debate.

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.