Ya hay nueva estructura para la pelota cubana, ¡al fin!

Aunque de manera extraoficial, pero con visos de ser una realidad, ya se conoce la nueva estructura para la pelota cubana, que, entre otras novedades, arranca el próximo mes de abril, con una serie nacional 60 que contará de 75 partidos para cada equipo, en vez de los 45 del actual clásico.


Así, habrá sub-series de tres y dos encuentros contra cada rival, sin refuerzos, con descansos y traslados los lunes y los viernes, lo que garantizará que siempre haya juegos los sábados y domingos, como debió ser siempre y no ocurre ahora mismo.

Cuando concluya la etapa eliminatoria, los cuatro primeros de la tabla discutirán el título, en el mes de junio. Al monarca del torneo se le estimulará con un viaje a algún certamen internacional.

Por su parte, los ocupantes de los puestos del quinto al octavo se batirán en los playoffs de comodines, para que los dos ganadores se unan al cuarteto vanguardista y clasificarán para la Liga Cubana de Invierno.

Esta etapa élite arrancará en octubre de 2020, con 45 desafíos y aquí sí cada selección dispondrá de nada menos que 10 refuerzos, una cifra que nos parece totalmente exagerada, pero es la que se plantea de momento.

Otra vez los cuatro primeros del ordenamiento discutirán el banderín en los playoffs semifinal y final, de los que saldrá el campeón de la Liga y este será el representante del país en la Serie del Caribe.

Se afirma, también extraoficialmente, que la serie nacional sub 23 se desarrollará paralela a la Liga de Invierno, una decisión muy polémica, pues lo lógico es que se celebre al mismo tiempo que la justa cubana de mayores.

De ese modo los equipos de esta pudieran nutrirse del talento joven de sus respectivos territorios, en sustitución de jugadores con bajo rendimiento o con problemas de lesiones o de disciplina.

1
comentarios
  • Eduardo Sicilia Hernández

HACER SIMULTANEA LA LIGA DE MENORES DE 23 PERMITIRÁ DIDMINUIR EL NÚMERO DE PELOTEROS POR EQUIPOS Y SE BAJA Y SE SUBE.