Yoanni Yera fue el Yera que todos esperan; sus compañeros aprovecharon las pifias del rival y Matanzas se puso este martes a medio camino de la corona, al batir a Camagüey, 6 carreras por 1, en el tercer partido de la final de la pelota cubana, jugado en un estadio Victoria de Girón de bote en bote.

Este martes, a la 1 de la tarde, llega la final de la pelota cubana al estadio Victoria de Girón, con su tercer desafío, y una de las preguntas que se hacen los aficionados de todo el país es si Yoanni Yera podrá ganar y poner delante a Matanzas sobre Camagüey.

Este domingo no era el día para el equipo de Matanzas, que lo hizo casi todo mal, en especial no poder descifrar los envíos de Yosimar Cousin y Camagüey lo blanqueó, 8 carreras por 0, e igualó la final de la pelota cubana a una victoria por bando.

El ex jugador de Industriales, Javier Camero, de seguro no olvidará jamás este sábado 11 de enero. Con par de jonrones, el muchacho empujó las cinco anotaciones de Matanzas, que vino de atrás y batió a Camagüey, 5 carreras por 3, en el primer partido de la final de la pelota cubana.

Considerado hoy uno de los peloteros más ofensivos del béisbol cubano, Alexander Ayala García sorprende por su versatilidad y energía, como para no sentirse jamás derrotado aun en circunstancias nada favorables.

Con un espectacular fildeo del patrullero izquierdo, los Cocodrilos de Matanzas se colaron de a lleno en la gran final de la pelota cubana al derrotar con categoría a los actuales campeones nacionales de Las Tunas y protagonizarán a partir de este sábado un duelo inédito por la corona ante los Toros camagüeyanos.