Los derechos infantiles

Los derechos infantiles
Niños de las escuelas de danza y ballet participan en el Festival Para Bailar en Casa del Trompo.

Cada niño cubano tiene garantizado  sus derechos en función de que su  niñez sea sana e integra. Verlos sonreír es la mayor expresión de que en Cuba los Derechos humanos de un niño son sagrados.


Cada uno de ellos  están vacunados contra más de trece enfermedades al nacer, tienen garantizada asistencia médica y enseñanza gratuitas. Si quieren desarrollar aptitudes especiales pueden hacerlo en escuelas especializadas de arte y deporte.

Foto: Ramón Barreras
Foto: Ramón Barreras


Cada uno de ellos tiene un maestro, con el que aprenden que Cuba es un país digno, de libertades conquistadas, de derechos ganados.
Verlos jugar pelota en cualquier esquina, en  placeres, libres y  desenfadados, es otra muestra de que tienen  garantizado el derecho a la felicidad.

Los derechos infantiles a ser protegidos, cuidados, a que no sean maltratados, a tener un futuro y porvenir de hombres de trascendencia que lleguen a ser médicos , maestros, mecánicos o cualquier otra especialidad u oficio es una responsabilidad del Estado que les mantiene de forma sistemática la continuidad de estudio en todas sus variantes.

Un niño cubano es un niño con grandes derechos ganados, un niño cubano es un ser humano respetado y querido.