Destacan tratamiento al cáncer de piel con HeberFERON

Por una piel saludable y bella
En 2019, además de lograr cobertura total en Holguín y la Isla de la Juventud, se pretende ampliar la cobertura del uso del HeberFERON al 50 por ciento en la Atención secundaria y en un 20 por ciento en la Atención primaria de salud. Autor: Cortesía de la fuente Publicado: 06/04/2019 | 07:54 pm

En la última década se ha detectado un aumento alarmante y progresivo en la aparición del cáncer de piel, especialmente en los países tropicales, donde la incidencia de las radiaciones ultravioletas sobre la dermis resulta mayor.

Según explicó a Juventud Rebelde el Doctor en Ciencias Biológicas Iraldo Bello Rivero, se estima que cada año son diagnosticados 2,75 millones de casos nuevos de Carcinoma de Células Escamosas (SCC) de la piel y que existen diez millones de casos de Carcinoma de Células Basales (CBC) en todo el mundo.

Cuba se sitúa dentro de los países de América Latina y del Tercer Mundo con mayor incidencia de cáncer de piel no melanoma, mostrando una tasa de 55,46 por cien mil habitantes. Tales cifras pudieran incrementarse como consecuencia del envejecimiento poblacional existente en la Isla, señaló.

Es por ello que se han desarrollado múltiples ensayos clínicos e investigaciones científicas destinadas a ofrecer nuevas variantes para el tratamiento de estas dolencias y mejorar así la calidad de vida de los pacientes.

En 2016, como resultado de estos estudios y de la colaboración entre el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) y las instituciones de salud del país, apareció un nuevo fármaco para los pacientes que padecen de CBC: el HeberFERON.

Desde entonces, el medicamento ha superado las expectativas de doctores y pacientes, afirmó Bello Rivero, líder del producto, durante la Jornada Científica y Balance Anual del Programa de Extensión Nacional del Uso del HeberFERON-2018, que se desarrolló el 6 y 7 de marzo pasado en la provincia de Camagüey.

En este encuentro, al que asistieron más de cien doctores —dermatólogos, oncólogos, maxilofaciales, patólogos y oftalmólogos—, enfermeros y promotores del CIGB y del Ministerio de Salud Pública (Minsap), se realizó un estudio retrospectivo del uso de HeberFERON en los CBC, tipología de cáncer de piel más frecuente en Cuba.

Carcinoma basocelular…¿Qué es y a quiénes afecta?

El CBC, explicó el Doctor Bello Rivero, es el tumor maligno de localización cutánea más frecuente en humanos, representando aproximadamente entre un 70 y un 80 por ciento de los cánceres cutáneos no melanoma y su tasa de incidencia se ha incrementado un 20 por ciento en las últimas dos décadas.

Se considera que tres de cada diez personas de piel blanca tienen la posibilidad de desarrollar un CBC, agregó, y precisó que rara vez aparece antes de los 40 años y es más común en hombres.

«Estos carcinomas se muestran generalmente en la cabeza o el cuello y pueden tratarse de diversas formas, en dependencia de la variedad clínica, su localización y tamaño. En la mayoría de los casos son cánceres de lento crecimiento e invasión local; también pueden crecer de forma incontrolada y producir deformidades afectando la estética de la piel.

«Aunque el 90 por ciento de las apariciones se registran en zonas de la cara, fundamentalmente nariz, párpado inferior y orejas,se han dado casos en regiones anales y vaginales, lo que parece estar relacionado con otros factores de riesgo como la infección por el virus del papiloma».

La asistencia quirúrgica se dificulta en muchos de los casos, pues las lesiones aparecen en zonas sensibles del rostro e incluso las comprometen, acota el especialista. «El HeberFERON —combinación en proporción sinérgica de Interferón alfa 2b y gamma recombinantes— ha sido muy efectivo en este sentido y ha salvado a varios pacientes de someterse a mutilaciones, según se recoge en las investigaciones presentadas».

Bello Rivero insistió en la importancia de la calidad de la información que se recoge, lo que permite caracterizar mejor a los pacientes, un mejor manejo de la enfermedad y la legitimación del producto en Cuba y en los países interesados en comercializarlo.

«Desde que iniciamos el trabajo con este fármaco nos hemos centrado también en realizar regularmente actividades de promoción, superación y actualización con todos los investigadores y especialistas que intervienen; así recopilamos evidencias y experiencias del tratamiento en las diferentes provincias», precisó.

Holguín, Sancti Spíritus, Villa Clara y Matanzas, dijo, son los territorios que mejores resultados han tenido hasta el momento.

 

Un nuevo reto: HeberFERON en zonas rurales

La exposición a las radiaciones    ultravioleta a que se someten las poblaciones agrícolas y pesqueras, situadas generalmente en zonas rurales, resulta uno de los elementos estudiados por los especialistas, quienes, en aras de facilitar el tratamiento, desarrollan varias estrategias para llevar el HeberFERON hasta el sistema primario de salud en policlínicos y médicos de la familia.

«Comenzamos a nivel secundario, donde existía mejor preparación del personal médico. Una de las fortalezas del programa es que contamos con muchos de los especialistas que participaron en la etapa de ensayo clínico y que ya estaban entrenados en el uso del medicamento», precisó Bello Rivero.

Eso nos permitió, explicó, dar un nivel de cobertura, pero fundamentalmente en las cabeceras provinciales. En el tratamiento con HeberFERON en zonas rurales se profundiza en la capacitación y disponibilidad del capital humano que labora en áreas de salud aledañas o dentro de estas zonas.

«Trabajamos ahora para llevarlo hasta la atención primaria de salud; por eso siempre insistimos en la necesidad de la capacitación y preparación del personal médico, ya que siempre no contamos con la cantidad de dermatólogos necesaria para atender a todos los municipios», alertó.

La política trazada para lograrlo propone preparar a los médicos generales integrales (MGI) y a los licenciados en Enfermería para que detecten posibles casos y que puedan administrar el medicamento; así el paciente no tendrá que desplazarse hasta el hospital.

Holguín, provincia pionera en la actividad, con una población mayoritariamente blanca, de ojos y cabellos claros, más incidencia de sol e intenso trabajo agrícola y pesquero, lidera el programa para el tratamiento en el nivel primario.

Según explicó la especialista en dermatología Katherine Batista Ochoa, coordinadora de la extensión del uso del medicamento en esta provincia, se realiza un fuerte trabajo de promoción e información para que las personas entiendan la importancia de cuidarse del sol y conozcan de la existencia del medicamento HeberFERON.

«Así hemos logrado que muchos pacientes acudan a los centros de diagnóstico donde, además, se puede adquirir el producto. De los 14 municipios del territorio ya aplican el tratamiento 11, y este año pretendemos extender la práctica a todos para dar cobertura total», puntualizó.

El doctor Edgar Bravo Molina, especialista en Dermatología, de Mayabeque, señaló que con estas acciones el fármaco se consolida en la Atención secundaria y en la primaria de salud, al emplearse en unas 50 instituciones de este tipo en toda Cuba.

Principales resultados y proyecciones del HeberFERON

Solo en la provincia de Villa Clara fueron evitadas con la aplicación del HeberFERON 28 indicaciones terapéuticas de mutilación, de estas 14 de nariz, nueve de oreja, una de párpado y cuatro de mejilla, informó la doctora Amalia Betancour Pérez, especialista en Dermatología y coordinadorade la extensión y uso de ese medicamento en el territorio.

Para 2019, además de lograr cobertura total en Holguín y la Isla de la Juventud, se pretende ampliar la cobertura del uso del HeberFERON al 50 por ciento en la Atención secundaria y en un 20 por ciento en la Atención primaria de salud, explicó Yutdelis Roben Aguilar, coordinadora de la extensión nacional y uso del HeberFERON.

Pretendemos, dijo, tratar a 2 000 pacientes con el fármaco en todo el país y realizar el entrenamiento teórico-práctico de los especialistas para alcanzar mejores resultados en la preparación y la administración del HeberFERON en las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba, Camagüey, Cienfuegos, La Habana, y en la Isla de la Juventud.

Además, la introducción de la teledermatoscopia —consistente en el uso de imágenes dermatoscópicas para la toma de decisiones sobre lesiones sospechosas de cáncer de piel— posibilitará un mejor diagnóstico del CBC en las provincias de Matanzas, Villa Clara, Sancti Spíritus y Holguín./ ESCRITO POR IVIANY PADÍN GEROY

Antes del tratamiento con HeberFERON.

Treinta y dos semanas después de iniciar el tratamiento con HeberFERON.

 

 

Comparte esta noticia