Estos son los 19 trabajos del futuro

Estos son los 19 trabajos del futuro

Una augurada explosión de la automatización dejaría obsoletos muchos de los puestos laborales que hoy conocemos. Sin embargo, otros roles surgirían en el proceso.

El desarrollo de la robótica y la inteligencia artificial indica que la tecnología transformará el mercado laboral en un futuro cercano. Al menos así lo afirman algunos estudios.

De acuerdo con el McKinsey Global Institute (MGI), centro que cuenta con la experticia de miembros del Banco Mundial y del departamento de Economía de la Universidad de Oxford, para 2030 el 14 por ciento de la fuerza laboral activa en el mundo se quedará sin trabajo por culpa de las máquinas.

El estudio añade más sal a una herida abierta por el desarrollo de la tecnología, la cual pone en jaque puestos laborales, aunque también promete la creación de otros nuevos roles.
Automatización por doquier

Para 2030, la automatización explotará de forma masiva, lo cual provocaría que entre 400 millones y 800 millones de personas se queden sin trabajo. De esa cifra, el MGI estima que al menos 375 millones no encontrarían un nuevo empleo debido a la falta de calificación.

El estudio añade que en naciones ricas como Estados Unidos, Japón y Alemania, el 25 por ciento de los puestos de trabajo pasarían a ser ocupados por las máquinas. Ello contrasta con los países en vías de desarrollo, donde el MGI espera que los puestos de trabajo se reduzcan solo un nueve por ciento, debido a la falta de presupuesto para impulsar la automatización, una forma eufemística de disfrazar la brecha digital.

Un punto clave en la era que se vaticina es que la mano de obra barata hará que muchas transnacionales migren sus empresas a las naciones en vías de desarrollo.

Sin embargo, el estudio advierte que ello no será para siempre, pues siguiendo la Ley de Moore —que afirma que la tecnología se supera a sí misma en un período de dos años como mínimo—, también en estas naciones la automatización ganará terreno.

Así, la capacitación y especialización serán claves en unos años para aspirar a conseguir un nuevo puesto de trabajo donde el conocimiento tecnológico es lo más importante.
Los trabajos del futuro

El Centro para el futuro del trabajo, organización que examina cómo evoluciona el trabajo en respuesta a las nuevas tecnologías, publicó recientemente un estudio en el que analiza las principales tendencias macroeconómicas, políticas, demográficas, socioculturales, empresariales y tecnológicas para «deducir» cuáles son los nuevos empleos de cara a 2030.

Dicha organización asegura que los tipos de trabajos existentes hoy, llevan décadas en transformación para seguir el ritmo de la tecnología, por lo que no deberíamos preocuparnos de quedarnos sin ellos.

Después de todo, afirman, las máquinas necesitan de los humanos para operar correctamente. Sin embargo, los robots se encargarían de los puestos que hoy requieren de baja calificación.

Ante esta realidad, el Centro avizora nuevos puestos de trabajo, algunos como sacados de una película de ciencia ficción, que hoy compartimos con los lectores de JR.

Detective de datos: Encargado de investigar los «misterios» del Big Data, e interpretar la valía de los datos para las empresas. Para este trabajo hará falta experiencia en investigación, asuntos legales, ciencia de datos, o grados superiores en matemáticas, filosofía o economía.

Facilitador de IT: Su objetivo sería crear una plataforma de autoservicio automatizada que permita a los usuarios seleccionar las aplicaciones IT deseadas, así como crear asistentes virtuales para mejorar el rendimiento de los empleados.

Oficial de abastecimiento ético: Sería el encargado de asegurarse de que la distribución del ingreso corporativo se alinee con los estándares establecidos por los clientes y empleadores de la empresa, investigando sus deseos éticos y la manera en la que se obtiene y se gasta el dinero de la empresa.

Gerente de desarrollo de negocios de Inteligencia Artificial (IA): La IA ayudará a realizar muchas tareas en el futuro, pero las empresas que las desarrollen necesitarán personal cualificado para encontrar clientes que quieran comprárselas.

Experto de Edge Computing: En lugar de procesar datos en un servidor centralizado, con el Edge Computing cada dispositivo de la red desempeña su propio papel en el tratamiento de la información, y harán falta expertos que sepan mantener estos sistemas.

Walker/Talker: En el futuro, con la máquina ocupándose de los trabajos más pesados posiblemente la gente viva más, y harán falta más personas que se hagan cargo de los mayores.

Consejero de compromiso de fitness: La obesidad es y posiblemente será una de las grandes epidemias del mundo moderno. El Centro calcula que harán falta personas para motivarnos a hacer actividades físicas y mejorar nuestra alimentación.

Técnico de asistencia sanitaria asistido por IA: El puesto implicará combinar trabajos presenciales con pacientes generales y el trabajo remoto con los pacientes más vulnerables, en lo cual ayudará la IA.

Analista de ciudades digitales: Las ciudades del futuro recopilarán datos de sus activos y sus ciudadanos, y hará falta gente calificada para analizarlos, asegurar su seguridad y reparar los flujos de datos automáticos defectuosos o pirateados.

Director de Cartera genómica: La biotecnología hará que se creen empresas especializadas en el análisis de ADN y edición genética, y hará falta gente encargada de comercializar estas soluciones y las nuevas medicinas que se creen a partir de ellas.

Gerente de equipos hombre-máquina: En el futuro cada vez será más común que los humanos tengan que unir fuerzas con robots y software de IA en sus puestos de trabajo, y hará falta un responsable que ayude a optimizar esta labor conjunta.

Entrenador de bienestar financiero: Con la explosión en la banca digital, los pagos de Bitcoin y los micropréstamos será muy difícil controlar el dinero, y a muchos clientes les costará entender las estructuras de tarifas y las mejores tácticas de gestión financiera.

Sastre digital: Las tiendas de ropa online posiblemente evolucionen hasta el nivel de ofrecer servicios en los que un sastre vaya a tu casa para ayudar a diseñar tu ropa con herramientas digitales.

Analista de Machine Learning cuántico: La computación cuántica seguirá revolucionando la industria en los próximos años, por lo que hará falta gente capaz de analizar y ayudar en el desarrollo de sus algoritmos.

Sherpa de tienda virtual: El comercio online seguirá creciendo, y es posible que las grandes cadenas mejoren la figura de la asistencia virtual para ofrecer un servicio de asistentes que escuchen y entiendan las necesidades del cliente y les guíe a través de un creciente catálogo online.

Agente de datos personales: El valor de los datos personales seguirá en aumento, por lo que surgiría una figura que ayude a las empresas a intercambiar y vender los datos en nombre de los clientes, así como rastrear nuevas formas de maximizar la obtención de estos.

Curador de memoria personal: Crearán entornos virtuales a partir de los recuerdos de unos clientes cada vez más longevos, y cuando estos empiecen a olvidarse de cosas tendrán que reconstruir sus experiencias con fuentes históricas para disminuir el estrés que produce la pérdida de memoria.

Constructor de viajes de realidad aumentada: Pokémon Go fue solo el principio. Este nuevo puesto de trabajo emplearía a personas que desarrollen experiencias y viajes en realidad aumentada, ya sean videojuegos, aplicaciones o viajes históricos.

Controlador de autopistas: Para monitorizar, regular, planificar y manipular el espacio aéreo y vial, a través de plataformas automáticas de IA utilizadas para la gestión del espacio de vehículos autónomos y drones.