Si bien este 30 de marzo no se confirmaron nuevos casos de COVID-19 en Villa Clara, y ya suman dos pacientes de alta de los que desarrollaron el virus, no se puede restar la vigilancia porque resulta una enfermedad con un período de incubación largo que no permite el mínimo descuido.

Para prevenir la propagación de la COVID-19 en grupos vulnerables, el Hogar de Ancianos Marta Abreu de Villa Clara extrema las medidas de lavado constante de las manos, desinfección de superficies con soluciones cloradas y el uso del nasobuco, para resguardar la salud de los 124 adultos mayores del centro.

Tomando en cuenta sus comprobadas propiedades antivirales, las diferentes variantes de interferones desarrollados en el mundo continúan apareciendo en la lista de los fármacos más utilizados en los protocolos de muchos países para enfrentar la pandemia global de la COVID-19.

En tiempos de COVID-19, nuestro planeta es testigo de una pandemia que ha dejado una estela de enfermos, muertes y un estado de pánico general. Constantemente, los medios de prensa hacen el llamado a extremar las medidas de higiene, y quizás usted pueda sentirse saturado de información o agotado emocionalmente. Es comprensible: todos nos vemos reflejados en esta terrible situación colectiva de nervios y estrés.

El Instituto de Investigaciones de Viandas Tropicales (INIVIT), en la central provincia cubana de Villa Clara, incursiona en el empleo de sustancias biológicas, como extractos de caña santa y desechos de plátano, para el control más efectivo de plagas y enfermedades en los diferentes cultivos.