Aquel 10 de octubre de 1868 todavía resuena en las mentes y los corazones de los cubanos. Se escuchan las campanadas de la Demajagua, ante aquella estirpe de hombres libres, ricos y esclavos unidos por la libertad de Cuba, como símbolo del hecho primigenio del nacimiento de la nación cubana.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista, envió una ofrenda floral que fue depositada en el monumento al Padre de la Patria en la capitalina Plaza de Armas, a un día de cumplirse el aniversario 150 del inicio de las guerras de independencia.

Un twitazo que movilice a los internautas y en el cual se recuerden los acontecimientos previos y posteriores al alzamiento del 10 de octubre es convocado por el periódico La Demajagua, órgano informativo de la provincia de Granma.