Cantos, bailes y deportes en las montañas de Villa Clara

Cantos, bailes y deportes en las montañas de Villa Clara

Artistas aficionados y profesionales  amenizan hasta el mes de agosto, el verano en las montañas de Villa Clara, con la puesta de obras de teatro, espectáculos variados, junto a la actuación de dúos, cuartetos y compañías de entretenimiento.


   Frieda Duque, directora de la Casa de la Cultura de Jibacoa, explicó a la ACN que las actividades se realizan todos los días por la mañana y la tarde, mientras que los fines de semana los festejos se extienden hasta la noche.
   Refirió que el elenco es fundamentalmente local, tanto de profesionales como aficionados, con lo cual se le da un espacio a los artistas de cada asentamiento.
   Duque reconoció que los instructores de arte, aglutinados en la Brigada José Martí, tienen un fuerte trabajo en esta labor porque se encargan de montar los espectáculos.
   Significó que hasta los pueblos ubicados en los sitios más altos e intrinciados del macizo Guamuhaya llegan las fiestas estivales, para asegurar el divertimento de todas las familias serranas.
   La funcionaria agregó que en todos los casos están presentes las controversias, repentistas, y la interpretación de géneros musicales de alta preferencia en esas zonas.
     Miguel  Pérez, instructor de danza de la casa de Cultura de Jibacoa, comentó a la ACN que la programación es variada, incluye payasos, cantos infantiles, juegos de roles, y danzas interactivas con los niños.
   En el caso de los jóvenes y adultos las festividades cuentan con bailables amenizados por grupos de las montañas, momentos para la trova, canción, y duelos entre decimistas.
   A las fiestas se le suman acciones deportivas planificadas por los promotores del Instituto Nacional de Deporte Educación Física y Recreación (INDER), agregó.
   Reconoció que se buscan alternativas acorde a las condiciones de cada asentamiento para  ofrecer una puesta con calidad de la que puedan disfrutar los vecinos.
   A modo de ejemplo Pérez, refirió que en sitios como Luis Lara y Rincon Naranjo, donde no hay círculo social ni otra instalación similar, el escenario se monta en los portales de la bodega, y se utiliza la explanada que tiene delante para desarrollar los juegos deportivos.
    Ana Lauren Muñoz, de 11 años de edad, residente en Jibacoa, dijo a la ACN que le gustan las fiestas del verano porque muchos artistas llegan hasta los caseríos, además juegan en las calles y hay competencia entre barrios.